La ex vicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP Soraya Sáenz de Santamaría ha reivindicado su victoria en las primarias a tres días del congreso que elegirá el sucesor de Mariano Rajoy. En una entrevista en los Informativos de Telecinco, Sáenz de Santamaría ha reiterado en numerosas ocasiones que la militancia de su partido ya ha elegido quién debe presidir el PP y esa persona es ella. Es por ello que ha afeado que el resto de candidatos, los perdedores, como ella misma ha calificado, apoyen a Pablo Casado porque «no respetar el voto de la militancia nos resta discurso».

Santamaría ha comparado esta situación con la del nuevo Gobierno de Sánchez, en la que un partido que no ha ganado las elecciones gobierna con el apoyo del resto de partidos que no han ganado, por lo que ha insistido en que el PP, en lugar de eso, debería respetar su victoria. 

Precisamente sobre esta cuestión ha tratado la reunión que ha mantenido este martes con Casado, en la que, como ella misma ha informado, le ha propuesto unificar las candidaturas para acudir al congreso del PP con un equipo ya formado. Eso sí, la candidatura estaría liderada por ella, algo que el ex vicesecretario popular ha rechazado. «No me ha dicho que sí», ha reconocido Santamaría.

Cuestionada por la imagen de división que se ha creado en estas primarias, la ex vicepresidenta ha señalado que tanto ella como María Dolores de Cospedal han mantenido en todo momento la compostura, algo que no han hecho «los señores de otras candidaturas». Ella, ha insistido, ha procurado hacer una campaña en positivo y lo más grave que ha pronunciado sobre alguno de sus compañeros es: «Pues ya está», en relación a una entrevista en la que le preguntaron por su mala relación con Margallo. El ex ministro de Exteriores reconocía que haría todo lo posible para que Santamaría no liderara el PP, a lo que la candidata señalaba: «¿Usted conoce al señor Margallo? Pues ya está».

La ex vicepresidenta, cuya candidatura ha lanzado una campaña de apoyo protagonizada por mujeres del PP de todos los niveles bajo el lema «Ahora una mujer», ha matizado que no se postula por se mujer, pero sí para que por fin una mujer llegue a presidir un país. En este sentido, ha destacado que es ella quien debería ganar las primarias del PP en lugar de Casado «porque yo puedo ganar a Pedro Sánchez».