El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reclamado hoy al Gobierno «explicaciones» ante la «injusticia de la justicia Española» y la «indecencia de que siga habiendo presos políticos en España». Torra respondía así a la decisión del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, de retirar la euroorden contra Carles Puigdemont, los ex consellers Mertixell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí, y las dirigentes de ERC y la CUP Marta Rovira y Anna Gabriel.

«Sois libres en la Europa libre» ha proclamado Torra, que se ha felicitado porque «la internacionalización de la causa de Cataluña estamos viendo que da sus frutos, sabíamos que teníamos la razón hoy lo constatamos». El presidente catalán ha denunciado que por segunda vez el Estado «se ve obligado a retirar la euroorden como si fuera menú a la carta».

Recogiendo la reacción generalizada del independentismo a la decisión de Llarena, Torra ha asegurado que «la credibilidad de la justicia española está por los suelos». «La injusticia de la justicia española ha quedado acreditada a ojos de toda Europa», ha asegurado para reclamar explicaciones al Gobierno.

«Cómo piensa dar respuesta a lo que dice la justicia europea y acabar con la arbitrariedad de la justicia española» ha preguntado Torra al Ejecutivo de Sánchez, al que ha reclamado además que explique cómo piensa compensar «la malversacion que supone la persecución de nuestros compañeros, que ya viven libres». Se trata, ha concluido, de «una nueva victoria de las fuerzas de la democracia frente a un Estado español que no debería haber empezado nunca esta persecución policial».

Puigdemont, a Waterloo

Torra no ha confirmado el regreso de Puigdemont a Waterloo, que el entorno del ex president ha dado por seguro en los próximos días. Ha asegurado, sin embargo, que la decisión de Llarena abre una nueva etapa, «nos permite seguir adelante con el proceso de internacionalización» de la causa catalana y con el Consejo de la República con Puigdemont al frente.

Carles Puigdemont, por su parte, ha celebrado la decisión en sus redes sociales reclamando una vez más la libertad de los políticos encarcelados por su participación en el 1-O. «La retirada de la euroorden es la demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial» asegura, «revocar la prisión preventiva sería una demostración de que la justicia europea empieza a actuar como la europea».

Desde el entorno del ex president se han felicitado por la «nueva rendición y preludio de nuevas rendiciones que vendrán por parte de la justicia española», convencidos de que la retirada de la euroorden tras la decisión de la justicia alemana provocará que «caiga toda la causa».

La nueva delegada de la Generalitat y ex consellera Meritxell Serret, y los tambien ex consellers Lluís Puig, Clara Ponsatí y Toni Comin han recibido como un triunfo la decisión de Llarena y han confiado en recibir pronto a Puigdemont en Bruselas.

El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas, ha asegurado que hasta ahora había menos margen para q la fiscalía cambiara el rumbo de forma brusca, ahora hay más margen para que este cambio de rumbo se produzca

Sus abogados en Alemania ha definido como «sensata» y «lógica» la decisión de Llarena. Wolfgang Schomburg ha asegurado que es «la consecuencia lógica de nuestros esfuerzos de las últimas semanas». Los abogados han remarcado que «la persecución española de Carles Puigdemont por toda Europa se ha acabado».

Omnium ve un nuevo ridículo de Llarena

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha asegurado que la decisión del juez del Tribunal Supremo supone un «nuevo ridículo internacional de la justicia española». Mauri ha visto en la decisión «una nueva demostración de que estamos ante una causa política» y ha reclamado la puesta en libertad de los políticos presos y el retorno de los exiliados.