La división entre los partidos independentistas empieza a tener efectos en el bloque independentista, que sin embargo conserva su mayoría parlamentaria, según el CIS catalán. ERC ganaría hoy unas elecciones autonómicas y mantendría la mayoría independentista gracias al auge de la CUP, mientras la crisis del PDeCat resta apoyos a JxCat. Los partidarios de la independencia son el 46,7%, frente al 44,9% de contrarios, aunque cuando se la opción de diversos encajes en España -estado federal, comunidad autónoma o región- los partidarios de la independencia se reducen al 38,8%.

Los republicanos, que ha mostrado un discurso algo más posibilista en los últimos meses, vuelven a ser la opción favorita dentro del bloque separatista ante las incógnitas sobre el PDeCat y el futuro del movimiento impulsado por Carles Puigdemont, la Crida Nacional (CNR). ERC obtendría entre 35 y 37 escaños, mientras que los junteros se harían con entre 27 y 29 diputados. Pero la segunda fuerza política seguiría siendo Ciutadans que se quedaría con entre 29 y 30 escaños, seis menos de los 36 que tiene en la actualidad y que le dieron como ganadores en pasado 21-D.

De hecho, tanto JxCat como Cs estarían en un empate técnico a los que le seguirían el PSC, con 19-21 diputados; Catalunya En Comú Podem, con 8-10; la CUP, con 8-10 y el PP entre 3 y 4. De esta forma, la mayoría independentista estaría a salvo sobre todo gracias al nuevo subidón de la formación anticapitalista, puesto que obtendrían una horquilla de entre los 70 diputados actuales y los 76 que podrían llegar a obtener según el CEO.

Las víctimas del ascenso de republicanos, socialistas y la CUP serían C’s, CatEC y el PP con un 2% de intención de voto directa. El cruce de datos respecto al recuerdo de voto revela unas respuestas en las que se castiga especialmente a C’s y JxCat y se premia a ERC, y PSC, algo parecido a lo que sucedió con las encuestas previas a las elecciones del 21D, cuando Carles Puigdemont superó inesperadamente a Esquerra y el PSC se quedó por debajo de los 20 diputados, pese a las expectativas levantadas.

En todo caso, el deshielo escenificado en las últimas semanas entre Esquerra y PSC, como plataforma de aterrizaje del diálogo Gobierno de la Generalitat, ha dado réditos electorales a ambos partidos. El sondeo también da una notable mejora a los socialistas en unas eventuales elecciones generales, en las que recuperarían el segundo puesto por delante de Podemos y superados de nuevo por ERC.

Junqueras, el más valorado

Respecto a la valoración de líderes, Carles Puigdemont es el dirigente con más reconocimiento, pero Oriol Junqueras el más valorado por el conjunto de los catalanes. El líder de Esquerra recibe la aprobación del 67% de los consultados, por un 56% de Puigdemont. Son los únicos que reciben un aprobado mayoritario junto al líder de la CUP, Carles Riera.

Respecto encaje de Cataluña, un 38,8% sigue defendiendo que se convierta en un Estado independiente, la primera vez que se queda por debajo del 40% en un año. Las distintas opciones de encaje en España -comunidad autónoma, estado federal o región- suman por contra un 55,7%. Sin embargo, ante la pregunta «¿quiere que Cataluña sea independiente?» los que apuestan por el Sí son mayoría por un punto y medio.

Entre los principales problemas percibidos por los catalanes la relación entre Cataluña y el conjunto de España pasa al primer lugar (39,3%) , adelantando a la insatisfacción con la política de la primera oleada del año, pese a que ambos problemas pierden peso frente al paro, la economía o las políticas sociales.