El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha señalado, sobre la asistencia el pasado viernes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Festival Internacional de Benicàssim (FIB), que vino a participar en un evento que es “un emblema para la Comunitat Valenciana y es de agradecer su apoyo”.

Acerca de las críticas de algunos partidos por el uso del avión oficial para trasladarse a Castellón, donde previamente mantuvo una reunión con el propio Puig, este ha aseverado que “el presidente del Gobierno se desplaza tal y como los mecanismos de seguridad se le plantean”. Y ha apostillado que está “seguro” de que “todas las explicaciones que se demandan se darán por parte del Gobierno”.

Así se ha referido el dirigente autonómico tras mantener en Castellón un encuentro con el Colectivo de Empresarios de la Sénia al ser preguntado por los medios por las críticas lanzadas desde algunas formaciones por la utilización del avión oficial por parte de Sánchez y por la “brevedad” de la reunión con Puig.

Al respecto, Ximo Puig ha expresado su “respeto absoluto a todas las opiniones” pero ha recalcado que “para la Comunitat Valenciana, ahora y siempre, la visita del presidente del Gobierno es agradable”. “Y nos parece extraordinariamente positiva, antes con (Mariano) Rajoy y ahora con (Pedro) Sánchez. Ojalá venga mas”, ha exclamado.

Asimismo, ha hecho notar que entre ambos mandatarios “han cambiado cosas sustanciales: Rajoy solo venía a actos electorales de su partido y jamás se reunió con el presidente de la Generalitat en edificio oficial” del Gobierno valenciano, mientras que el encuentro con Sánchez se produjo en la sede del Consell en la capital de la Plana, ha recordado.

45 minutos “suficientes”

Esto ha tenido, ha dicho, efectos extraordinariamente positivos”. Y ha agregado: “45 minutos puede ser pocos; para mí suficientes para una conversación preliminar a la que tendremos en Moncloa en próximas semanas”.

Ximo Puig ha insistido en que con el nuevo Ejecutivo central hay “una mirada de España plural” y que con el anterior presidente del PP no tuvo la “suerte” de reunirse en sede de la comunidad autónoma. En la misma línea, ha recordado que en su momento estuvo “en una manifestación contra el yihadismo en Barcelona y el presidente estuvo en la Delegación del Gobierno, no en la Generalitat de Catalunya”.