Política Nombramientos en el CGPJ

Lesmes y cuatro vocales progresistas pactan los últimos nombramientos del Supremo

El CGPJ eligió como miembros de la Sala Segunda a los magistrados Eduardo de Porres, Carmen Lamela y Susana Polo, mientras que el juez Dimitry Berberoff irá a la Sala Tercera.

logo
Lesmes y cuatro vocales progresistas pactan los últimos nombramientos del Supremo
El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. EFE

Resumen:

Intercambio de cromos en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El órgano que preside el magistrado Carlos Lesmes nombró este martes miembros de la Sala Segunda del Tribunal Supremo a los magistrados Eduardo de Porres, Carmen Lamela y Susana Polo, mientras que el juez Dimitry Berberoff, muy próximo al presidente, salió designado nuevo magistrado de la Sala Tercera del Alto Tribunal. Según informan fuentes del CGPJ a El Independiente, dichos nombramientos se produjeron gracias a que Lesmes cerró un pacto con cuatro vocales del denominado sector progresista: Clara Martínez de Careaga, Pilar Sepúlveda, Rafael Mozo y Álvaro Cuesta.

Intercambio de cromos en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El órgano que preside el magistrado Carlos Lesmes nombró este martes miembros de la Sala Segunda del Tribunal Supremo a los magistrados Eduardo de Porres, Carmen Lamela y Susana Polo, mientras que el juez Dimitry Berberoff, muy próximo al presidente, salió designado nuevo magistrado de la Sala Tercera del Alto Tribunal.

Según informan fuentes del CGPJ a El Independiente, dichos nombramientos se produjeron gracias a que Lesmes cerró un pacto con cuatro vocales del denominado sector progresista: Clara Martínez de Careaga, Pilar Sepúlveda, Rafael Mozo y Álvaro Cuesta.

Las distintas fuentes consultadas explican que dichos vocales permitieron que Berberoff saliera elegido como magistrado de la Sala de lo Contencioso Administrativo por nueve votos frente al magistrado Juan Pedro Quintana al decantarse una parte del grupo minoritario por un tercer candidato: el magistrado Fernando de Mateo fue la apuesta de Careaga, Sepúlveda y Mozo mientras Cuesta apoyó a Dimitry Berberoff. Esta maniobra permitió que el favorito de Lesmes, para quien el presidente ha estado recabando apoyos en la última semana a través de insistentes llamadas a los vocales, fuera nombrado nuevo magistrado del Supremo.

El candidato de Lesmes

En concreto, Dimitry Berberoff contó con el apoyo de los magistrados Enrique Lucas, Mario Macías, María Ángeles Carmona, Juan Manuel Fernández, Juan Martínez Moya, Álvaro Cuesta, Pilar Sepúlveda, José Antonio Ballestero y el propio presidente Lesmes. Por su parte, el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Juan Pedro Quintana, obtuvo siete votos y Fernando de Mateo tres apoyos de los vocales progresistas anteriormente citados.

Esta votación, donde estaba la mayor apuesta personal de Lesmes por un candidato, se realizó en primer lugar por decisión del presidente que lo incluyó así en el orden del día del Pleno.

Además de facilitar que Berberoff saliera elegido para la Sala Tercera, el pacto “indudable” -así lo califican las fuentes consultadas- alcanzado por Lesmes, y el grupo mayoritario, con parte del sector progresista pasaba porque apoyarían la elección del juez Eduardo de Porres para ocupar una de las vacantes en la Sala de lo Penal del Supremo siempre que las juezas progresistas Carmen Lamela y Susana Polo fueran designadas también como miembros de la misma. Dicho y hecho. Porres, Lamela y Polo contaron el apoyo de Carlos Lesmes y gran parte de vocales del denominado grupo conservador.

Dos mujeres en la Sala Penal

Lamela, que obtuvo trece votos, ocupará la plaza del ex fiscal general del Estado fallecido, José Manuel Maza. Fue la juez que decidió en la Audiencia Nacional enviar a los miembros del Govern a prisión por declarar de forma unilateral la independencia de Cataluña. Además, ha sido la magistrada que investigó al ex major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, y lo envió al banquillo de los acusados por dos delitos de sedición y organización criminal.

Por su parte, la magistrada de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Susana Polo, que obtuvo 14 votos, desembarcará en la plaza –correspondiente al turno de especialistas- convocada como consecuencia del nombramiento para otro cargo del ex fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar.

Por último, el juez Eduardo de Porres, hasta ahora presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, contó con 14 apoyos. Porres ocupará la vacante que dejó el magistrado Cándido Conde-Pumpido al ser elegido miembro del Tribunal Constitucional.