Política Caso 3 por ciento

El juez afirma que el PDeCat se creó para eludir las cuentas de Convergència con la Justicia

El juez José de la Mata. a las puertas de la Audiencia Nacional.

El juez José de la Mata. a las puertas de la Audiencia Nacional. EFE

“Existe una aparente identidad entre CDC y PDeCAT que permite indiciariamente afirmar a los efectos limitados de esta resolución, que la creación del PDeCAT, lejos de corresponderse con el nacimiento de un nuevo partido, vinculado en sus orígenes pero independiente del partido que lo impulsa (CDC), se corresponde con la mera transformación o cambio de apariencia de una misma realidad, con la finalidad de desconectarse de las responsabilidades en las que pudiera haber incurrido la formación política precedente (CDC)”, afirma el magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, instructor de la causa del 3 por ciento.

El juez ha dictado este viernes un auto imputando como personas jurídicas tanto a Convergència Democrática de Cataluña (CDC) como al señalado PDeCAT por los delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales y cohecho en la causa donde se investiga al partido de los ex presidentes Artur Mas y Carles Puigdemont por financiación ilegal.

De la Mata explica que este procedimiento  se dirigía hasta ahora contra altos cargos del partido político CDC quienes, en relación con otros cargos públicos y funcionarios de distintas Administraciones e instituciones públicas de Cataluña, pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente el partido político, en forma encubierta mediante “donaciones” a Fundaciones ligadas a dicha formación (CATDEM y Forum Barcelona), “en connivencia con empresarios y otros cargos de índole política, alterando todo tipo de concursos públicos, con la finalidad de “dirigir” los mismos hacia empresas que, a su vez, colaboraban con “donaciones” al partido.

Corrupción «sistémica»

La operativa investigada en el caso del 3 por ciento “ha estado sostenida en el tiempo de carácter sistémica y permanece inalterable, con independencia de los relevos que se puedan producir en las personas integrantes de dichas estructuras”. Como prueba de ello, señala que los cambios en la estructura de la formación nacionalista no supusieron en ningún caso un cese en la comisión de los hechos investigados, suponiendo únicamente una modificación en la identidad de las personas partícipes en los mismos.

Los pagos, indica De la Mata, se obtenían por las Fundaciones y, por ende, por el partido político CDC, en ocasiones como contraprestación por la adjudicación de contratos de obra pública o de servicios, con “vulneración de los principios de legalidad, igualdad y transparencia y, en otras simplemente para conseguir mejorar las expectativas de ser beneficiarios de tales contratos”.

El monto total de licitaciones comprometidas asciende por el momento a 218.759.664,19 €; el importe de las adjudicaciones definitivas asciende a 168.706.262,00 €, a los que hay que añadir los modificados de proyectos (1.777.626,84 €) y las prórrogas (4.539.755,37 €), es decir, aproximadamente 175.000.000 €; las “donaciones” irregulares ligadas a estas adjudicaciones ascienden a más de un millón de euros.

Responsabilidades penales

El juez tiene claro que el PDeCAT fue un mero continuador de la actividad presuntamente ilegal desplegada durante años por Convergencia. “La dirección del PDeCAT emplazó por carta a todos los grupos municipales que siguen llevando el nombre de CiU a que pasen a denominarse «Partit Demócrata (PDECAT)», siendo 8 la razón que “a razón que “CDC ha dejado de hacer acción política, pasando sus activos al Partit Demócrata”, recoge el auto.

La conclusión alcanzada por el juez de la Audiencia Nacional es que “la supuesta disolución como «actor político» de CDC y la creación del PDECAT como nuevo partido político, pudiera definirse como meramente aparente, al conservarse en el nuevo partido una identidad sustancial con la estructura, funcionamiento y recursos humanos y materiales, con los que contaba el anterior partido y que, en muchos casos, son titularidad de CDC. Estos indicios, parecen corresponderse con el hecho de que, a los limitados efectos que ahora interesan, la creación del PDeCAT se podría identificar con una mera transformación o incluso con un simple cambio de apariencia, del partido que impulsa su creación, CDC, para eludir las responsabilidades penales en que hubiera podido incurrir”.

José de la Mata emplaza ahora a estas sociedades mercantiles para que designen abogado y procurador en su nueva condición de investigadas, es decir, imputadas.

Comentar ()