Lluís Puig, ex conseller de Cultura y uno de los cinco miembros del Govern que huyó a Bruselas junto a Carles Puigdemont, será el nuevo director del programa internacional de Cultura creado por el Govern de Quim Torra. De este modo, Puig se convierte en el segundo de los ex miembros del ejecutivo en Bruselas en conseguir un cargo del nuevo ejecutivo, tras el nombramiento de la ex consejera de Agricultura, Meritxell Serret, como delegada de la Generalitat en Bruselas.

Clara Ponsatí, por su parte, se reincorporó a su plaza como profesora de la Universidad de Edimburgo, donde trabaja antes de ser nombrada titular de Enseñanza el pasado julio, en sustitución de Meritxell Ruiz, por las dudas expresadas por su antecesora ante la celebración de un referéndum de independencia no pactado con el Gobierno. Por su parte, tanto Carles Puigdemont como Antoni Comin han cobrado hasta ahora los sueldos correspondientes como diputados del Parlament, puesto que se negaron a renunciar al acta.

Este mes, sin embargo, la suspensión dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha obligado a la cámara autonómica a suspender esos pagos, una medida que afecta también a los procesados Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull.

El Consell Executiu aprobó el martes la creación del Programa para el desarrollo de proyectos culturales de ámbito internacional a propuesta de la consellera Laura Borràs. Y el mismo martes, el DOGC publicó el nombramiento de Puig como responsable del nuevo programa, cuyo objetivo es «la internacionalización de la cultura catalana como eje vertebrador del país», informa ACN.

Entre sus funciones, el decreto de nombramiento destaca «mantener la interlocución del Departamento de Cultura con los órganos de la Generalitat competentes en el ámbito internacional y con el resto de departamentos y sus entidades», además de «promover la obtención de recursos económicos para programas internacionales» o llevar a cabo «análisis prospectivos en el ámbito internacional sobre la avaluación de políticas públicas en el ámbito de la cultura».