Política

Pablo Casado descarta dimitir: "Hace diez años yo no era nada"

El presidente del PP convoca una rueda de prensa después de que la jueza encargada del máster haya elevado la causa al Tribunal Supremo

Pablo Casado.

Pablo Casado.

El flamante presidente del PP, Pablo Casado, rechaza la posibilidad de dimitir en medio de la polémica por su máster y después de que la jueza encargada del caso haya elevado la causa al Tribunal Supremo. Preguntado sobre una posible dimisión en caso de ser imputado, Casado ha negado la mayor y ha defendido que este asunto, por el que habría supuestamente obtenido un máster de forma irregular, no se ajusta a «los supuestos» establecidos por el PP en los que hay que «asumir responsabilidades».

«Es irrelevante», defiende Casado, que adelanta que colaborará con la justicia

El dirigente ha convocado una rueda de prensa extraordinaria tras conocerse la decisión de la magistrada titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel. En su comparecencia, Casado ha denunciado lo que considera un «sobredimensionamiento» del asunto y ha alegado que hace diez años, cuando cursó el máster, «yo no era nada», pese a que por entonces era el líder de Nuevas Generaciones del Partido Popular. «Es irrelevante y se ha informado de ellos en términos capciosos», ha considerado, después de llamar a una «reflexión» sobre el tratamiento del caso y ha cuestionado el hecho de que alguien «que no era nadie» tenga «diez años después que estar contestando a una titulación que a día de hoy ni es habilitante ni es finalista», ha argumentado.

El líder popular ha vuelto a defender su inocencia, pese a los indicios de delito que ha advertido la jueza que instruye la causa. «No estoy investigado por ningún tribunal y no recae sobre mi ningún indicio de culpabilidad». Casado se agarra así a no imputación para defender su inocencia, aunque adelanta que seguirá «colaborando con la justicia».

El diputado por Ávila, que ha tenido que retrasar su vuelo a Colombia para reunirse con el presidente del país, también se ha opuesto a las acusaciones de la jueza en la que afirmaba que el título era un «regalo académico por su relevancia política«. «Difícilmente se puede considerar un regalo algo que no es un título finalista, además de que yo no conocía a las personas que concedían ese regalo», ha zanjado. «En ningún caso yo he recibido ningún regalo ni he solicitado absolutamente nada».

Una alumna confesó que le habían ‘regalado’ el máster

Casado aprobó el máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) tras cursar solo cuatro de las 22 asignaturas gracias las convalidaciones de otras 18 materias, por lo que solo tuvo que realizar cuatro trabajos de unos 90 folios para obtener este título de posgrado, sin ir a clase ni presentar un Trabajo de Fin de Máster (TFM), cuando era diputado autonómico.

Al salir a la luz la polémica, Casado alegó que había acordado verbalmente con ex el director del Instituto de Derecho Público y principal implicado en el procedimiento, Enrique Álvarez Conde, la no obligatoriedad de las clases. La magistrada abrió una pieza separada para aclarar si las irregularidades detectadas en el curso 2011-2012 del máster de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se dieran en la promoción del presidente del PP de 2008-2009.

Desde la Universidad informaron a la jueza de que “no les consta ningún documento consistente en los trabajos del Sr. Casado para ser evaluado en los 20 créditos no convalidados, ni rastro documental que evidencie su aportación en el curso académico 2008-2009 (correo postal, electrónico o de cualquier otro modo)”. Y Álvarez Conde manifestó después que no tiene ni trabajos ni documentación de Casado, ni de las tres alumnas que cursaron el máster con él que declararon la pasada semana como investigadas y que, supuestamente, obtuvieron el título de similar forma al líder del PP, con convalidaciones masivas y calificaciones de sobresaliente.

Aunque una de ellas, la profesora María Dolores Cancio, confesó a la jueza que le regalaron el máster ya que nunca fue a clase ni entregó ningún trabajo, lo que no le impidió obtener el título de posgrado, tras acordarlo con Álvarez Conde, quien le manifestó que no se preocupara por nada, que no hacía falta que hiciera nada.Explicó que fue Conde quien le dio indicaciones sobre cómo tenía que hacer para que le convalidaran 40 créditos, como hizo el líder del PP, así como la devolución de las tasas por asignaturas convalidadas, algo que también realizó Pablo Casado.

Comentar ()