El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reclamado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que intervenga en las presuntas agresiones a independentistas en las que habrían participado agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.  Pide además, al ministro, que le informe urgentemente de «las medidas disciplinarias» que adopten contra estos agentes.

«Parece contrastada la participación de un agente de la Guardia Civil en aquellos grupos armados y organizados que recorren el territorio catalán», destaca la misiva del president.

En una carta fechada el martes, enviada este miércoles y publicada en Twitter por la Generalitat, Torra expresa su «preocupación por los hechos que están sucediendo en Cataluña», en referencia a los insultos denunciados por los diputados de ERC Jenn Díaz y Josep Maria Jové que presuntamente profirió un agente de la Policía Nacional, la agresión al fotoperiodista Jordi Borràs, y la identificación de un guardia civil entre las personas que quitaban lazos amarillos.

Torra ya envió una carta a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, pidiendo medidas ante estos hechos, pero «a la vista del silencio de la delegada del Gobierno», reclama la intervención de Grande-Marlaska.

«Expresiones intolerables»

En esa misiva el presidente de la Generalitat trasladó su preocupación ante «expresiones intolerables» de miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y acusó al secretario de la Unión de Oficiales de la Guardia Urbana de ridiculizar y justificar estas agresiones.

En la carta enviada a Cunillera se refería a la agresión a Borràs y a los insultos a Díaz y Jové, por lo que ahora añade que el pasado fin de semana los Mossos d’Esquadra identificaron a un grupo de 14 personas en el que «parece contrastada la participación de un agente de la Guardia Civil en estos grupos armados y organizados que recorren el territorio catalán».