El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido en una carta remitida este martes al consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, que la seguridad pública, de acuerdo a la legislación, es «competencia exclusiva del Estado».  Así pues, el primer punto del orden del día de la próxima reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña se centrará en el «análisis general de la seguridad pública» en dicha comunidad autónoma. Y uno de los temas a tratar será la polémica de los lazos amarillos.

La carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, está firmada por el ministro y fechada este 28 de agosto, y viene a rebatir la otra misiva enviada por Buch según la cual la instalación o retirada de lazos en honor a los ex miembros del Govern en la cárcel o huidos al extranjero es competencia única de los Mossos. el titular del Interior insiste en su ofrecimiento del 23 de agosto de celebrar una Junta de Seguridad entre los días 3 y 7 de septiembre.

«Eventuales responsabilidades»

En su carta, el consejero Buch esgrimió ante el ministro Grande-Marlaska que la convivencia en los espacios públicos de Cataluña en la Junta de Seguridad era una «competencia» de seguridad, y por lo tanto una tarea «exclusiva» de los Mossos d’Esquadra.

Además, el consejero le pedía «eventuales responsabilidades» de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado presuntamente involucrados en agresiones a independentistas.