Política

Las otras sombras que planean sobre el doctorado de Pedro Sánchez

Dos de los cinco evaluadores no eran voces autorizadas en la materia: uno era especialista en natalidad y otro en los riesgos legales del software / Catedráticos ven "escaso" el tiempo que necesitó el hoy presidente del Gobierno para obtener el título

logo
Las otras sombras que planean sobre el doctorado de Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, durante la recepción ofrecida este jueves al presidente de La Rioja en La Moncloa.

Pedro Sánchez, durante la recepción ofrecida este jueves al presidente de La Rioja en La Moncloa. EFE

Resumen:

Un experto en la gestión de riesgos legales en los proyectos de desarrollo de software y un estudioso de las implicaciones del fomento de la natalidad en los sistemas nacionales de salud de la UE formaron parte del tribunal que evaluó con una calificación de sobresaliente cum laude la tesis doctoral sobre economía de Pedro Sánchez.

Dos de los integrantes del tribunal evaluador tuvieron como directora de tesis a la misma catedrática que dirigió el trabajo del hoy presidente del Gobierno, María Isabel Cepeda.

Catedráticos consultados por este diario consideran que no es lo más frecuente doctorarse en el tiempo empleado por Pedro Sánchez: 33 meses.

El actual líder del PSOE era diputado en el Congreso de los Diputados durante parte del periodo de su investigación en la Universidad Camilo José Cela, de la que procedían dos de los cinco evaluadores.

Un experto en la gestión de riesgos legales en los proyectos de desarrollo de software y un estudioso de las implicaciones del fomento de la natalidad en los sistemas nacionales de salud de la UE formaron parte del tribunal que evaluó con una calificación de sobresaliente cum laude la tesis doctoral sobre economía de Pedro Sánchez, ahora en solfa ante el posible “plagio” de fragmentos de la obra. Ésta se titula ‘Innovaciones de la diplomacia económica española: sector del sector público (2000-2012)’ y fue leída el 26 de noviembre de 2012.

Según consta en la base de datos de tesis doctorales del Ministerio de Educación (Teseo), el tribunal que juzgó el trabajo del hoy presidente del Gobierno estaba presidido por Cristina Ruza, profesora de la Facultad de Económicas y Empresariales de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y doctora desde 2004 con un proyecto de investigación titulado ‘El riesgo de crédito: aplicación empírica a una entidad de crédito española’. Sánchez se presentaba por la Universidad Camilo José Cela (UCJC), centro privado del que fue profesor de la asignatura ‘Estructura económica e Historia del pensamiento económico’.

Como secretario ejerció Santiago Pérez Camarero, licenciado por la Universidad Complutense de Madrid (1974) y en Ciencias Políticas y Sociología (1984) y profesor asociado de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) cuando formó parte del tribunal. Pérez Camarero estaba recién doctorado cuando Sánchez leyó su tesis, ya que había obtenido dicho título académico el 28 de septiembre de 2012.

Este evaluador tampoco era experto en la materia a la que Sánchez consagró meses de investigación, como se deduce tanto de la lectura de su perfil de Linkedin como de su ficha en Teseo. Bajo la dirección de Álvaro Hidalgo Vega, Santiago Pérez Camarero se doctoró con un trabajo titulado ‘Políticas de fomento y promoción de la natalidad en la UE: implicaciones para los sistemas nacionales de salud’ y su programa de doctorado se denominaba ‘Estudios sociosanitarios. Evaluación y gestión’.

A preguntas de El Independiente, Pérez Camarero -hoy presidente y director del Instituto Max Weber, tras dejar la docencia hace dos años- ha reconocido que formó parte de este tribunal a propuesta de María Isabel Cepeda, directora de la tesis de Pedro Sánchez y a quien conocía previamente. Fue su primera y única experiencia.

Dos de los cinco evaluadores no eran voces autorizadas en la materia: uno era especialista en natalidad y otro en los riesgos legales del desarrollo de software

Tampoco era una eminencia en el campo de conocimiento elegido por Sánchez el vocal del tribunal Ricardo Rejas Muslera, licenciado en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid (1996) y doctor por la Universidad de Alcalá de Henares desde el 17 de mayo de 2007 con una tesis titulada ‘Proceso de gestión de riesgos legales para proyectos de desarrollo de software’. Tras formar parte del claustro de profesores de las universidades Francisco de Vitoria y Alcalá, imparte clases desde 2010 en la Camilo José Cela (UCJC), cuyo departamento de Derecho dirige desde 2013.

Menos de un año y medio llevaba como doctor Alejandro Blanco Fernández (24 de junio de 2011), que sí había elegido un programa de doctorado relacionado con el área económica del actual presidente del Gobierno. Blanco Fernández centró su tesis en el análisis de la eficencia de las políticas de cohesión desplegadas por la UE en el periodo 2000-2006 para los países beneficiarios de las ayudas y tuvo como directora de tesis a María Isabel Cepeda, la misma catedrática que guió a Pedro Sánchez.

Cepeda también dirigió el trabajo de Juan Padilla Fernández-Vega, el quinto integrante del tribunal evaluador de Pedro Sánchez. Profesor y actual secretario general de la Universidad Camilo José Cela, Padilla leyó su tesis -‘Modelos estadísticos para el estudio de la influencia de la oferta monetaria sobre la inflación’- el 21 de septiembre de 2011. Se da la circunstancia de que del tribunal que le juzgó a él formó parte Ricardo Rejas.

Dos de los integrantes del tribunal tuvieron como directora de tesis a la misma catedrática que dirigió el trabajo del hoy presidente del Gobierno

La normativa que regulaba las enseñanzas universitarias oficiales cuando se matriculó en el programa de doctorado Pedro Sánchez (el real decreto 1.393/2007) no establecía criterios para la formación de los tribunales evaluadores. Con posterioridad, las universidades han ido creando sus escuelas internacionales de doctorado y definiendo instrucciones internas para perfilar éste y otros aspectos.

Así, la normativa vigente en la Universidad Camilo José Cela establece en su artículo 28 que los integrantes del tribunal de evaluación tendrán que ser “doctores con experiencia investigadora acreditada” y con “mayoría de miembros externos a la UCJC”. Este criterio se cumple en el caso de Sánchez: tres de los cinco procedían de otras universidades (UNED, Alcalá de Henares y Castilla-La Mancha).

En declaraciones al programa El barómetro de Gestiona Radio, la directora de la tesis de Pedro Sánchez ha defendido que todos los evaluadores pasaron el criterio de idoneidad y que le ofreció al actual presidente del Gobierno la posibilidad de proponer el nombre de algún integrante del tribunal que lo juzgaría y éste desechó dicha opción. En su opinión, su doctorando no recibió trato de favor alguno y si obtuvo la mayor calificación académica fue en gran medida por el carácter “novedoso” en aquel momento del tema abordado: la diplomacia económica.

Catedráticos consideran que no es lo más frecuente doctorarse en el tiempo empleado por Pedro Sánchez: 33 meses

Junto a la acusación de “plagio” por presentar párrafos de textos de otros autores sin entrecomillar ni citar a sus autores mediante una nota a pie de página, sólo referenciados en la bibliografía, existe otra zona de sombra en el proceso que desembocó en la obtención del título de doctor por parte de Sánchez: la celeridad con la que se doctoró.

Según informó Vozpopuli, Pedro Sánchez se matriculó en el programa de doctorado el 10 de febrero de 2010 y la lectura tuvo lugar el 26 de noviembre de 2012, con lo que transcurrieron menos de 34 meses (exactamente 1.021 días). El hoy jefe del Ejecutivo accedía a los estudios de tercer ciclo tras completar su licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense (1995) con la realización de tres másteres: uno sobre política económica de la UE (Universidad Libre de Bruselas), otro sobre integración económica y monetaria europea (Instituto Universitario Ortega y Gasset) y un tercero sobre liderazgo público por el IESE.

Doctor ¿exprés?

Catedráticos consultados por este periódico con experiencia en la dirección de tesis consideran “escaso” el tiempo que necesitó Pedro Sánchez para doctorarse y cifran en cuatro años de media lo que necesita un estudiante desde que se matricula hasta que defiende su trabajo. “En tres años es muy difícil dedicándote a tiempo completo. Una tesis es un trabajo muy serio que requiere un gran esfuerzo”, explican.

Cuando se matriculó Pedro Sánchez hacía unos meses que había terminado su etapa como concejal en el Ayuntamiento de Madrid (2005-2009) pero era uno de los diputados del PSOE en el Congreso (2009-2011), con lo que es de suponer que durante una parte de su periodo de investigación no pudo dedicarse plenamente a esta labor. Año y medio después de doctorarse, en julio de 2014, Sánchez fue elegido por primera vez secretario general del PSOE y el pasado 2 de junio alcanzó el techo de su carrera política al convertirse en presidente del Gobierno tras prosperar la moción de censura que desalojó del poder a Mariano Rajoy.