Política

Estas son las provincias españolas donde ya no podrás alquilar una vivienda

Los alquileres prohibitivos de Palma de Mallorca, Madrid o Valencia hacen que arrendar una casa resulte imposible

Fachada de una vivienda en alquiler.

Fachada de una vivienda en alquiler. EP

El mercado del alquiler en España continúa en un estado asfixiante. El continuo incremento de los precios hasta niveles récord -que solo en 2017 crecieron un 18,4%- y la paralela caída del salario medio en España -que se ha reducido un 2,3% en los dos últimos años, lo que supone 469 euros menos en el bolsillo- hace cada vez más complicado arrendar una casa sin arruinarse en el intento.

De acuerdo con los últimos datos conocidos del IPC -publicados por el INE-, los alquileres subieron otro 1,3% de media a cierre de agosto de este año respecto al mes anterior, con lo que se suman 22 meses consecutivos en alza.  Y es que alquilar un piso ahora es más caro que hace un año en prácticamente todas las comunidades, con un coste medio situado en los 1.243 euros, según registra el portal EnAlquiler.es.

Con todo, la situación es aún más dramática para ciertas urbes donde alquilar una casa se ha convertido en una auténtica misión imposible, sobre todo para bolsillos mileuristas, familias o estudiantes, una situación que provoca un movimiento masivo hacia la periferia e, incluso, que lleva a mudarse a otra ciudad donde el gasto en arrendamiento permite, al menos, respirar.

Un ejemplo claro es la capital española, donde el alquiler supone, de media, el 45,79% del sueldo mensual total, según cálculos de Business Insider. Y es que en Madrid el desembolso medio por una vivienda asciende a los 1.927 euros mensuales al tiempo que no para, por ahora, de crecer: según el INE los alquileres de inmuebles en la capital han crecido un 2,3% en agosto respecto al mismo periodo del año anterior. Además, en paralelo a la intensificación de los precios, se produce un dato curioso que ahoga aún más a los madrileños: la pérdida de poder adquisitivo, ya que hoy en día en esta Comunidad se gana 561 euros menos de media respecto a lo que se cobraba en 2016.

Por tanto, ante la aciaga situación en la capital, la periferia se plantea como única salida y, en esta línea, Vicálvaro, Villaverde y Moratalaz son los tres distritos donde menos se paga por la vivienda. Concretamente, en Moratalaz,el precio por metro cuadrado es de 10,8 euros, casi 10 euros por debajo que los registrados en barrios céntricos como el de Salamanca o Chamberí.

Pero no es la única. De hecho, el precio del alquiler ha pisado el acelerador especialmente en las Islas Baleares, donde el crecimiento respecto al año anterior supera, incluso, al experimentado en Madrid (a cierre de agosto, las viviendas arrendadas en Palma de Mallorca aumentaron su precio un 2,7% respecto al año anterior), y, en lo que llevamos de año, el coste se ha incrementado en un 16% interanual.

El desembolso medio por un piso en Palma de Mallorca es de 1.321 euros mensuales, lo que posiciona a la comunidad como la tercera de España donde el alquiler se lleva un mayor porcentaje del salario de los residentes: el 44,83%.

Según la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur), los motivos son tres: el aumento del empleo (+6,77% en el último año); el descenso del paro (-14,4%); y el incremento de la población (+0,88%), y niegan que esté relacionado con el alquiler de pisos turísticos, ya que, tras eliminar el 34,7% del parque de vivienda que se encuadra en esta modalidad, no se ha producido un retroceso en los precios del alquiler.

Al igual que ocurre en los dos territorios anteriores, alquilar un piso en la ciudad condal continúa siendo un auténtico quebradero de cabeza y una ruina para muchos bolsillos, si bien presenta una diferencia respecto a Madrid y Baleares: el valor del metro cuadrado de Barcelona cayó un 2,91% en el primer semestre de 2018, lo que parece suponer un respiro para residentes y no residentes.

Pero también hay datos negativos que eclipsan ese retroceso y que siguen posicionando a Barcelona como un lugar en el que no todas las rentas pueden alquilar. De hecho, se trata de la ciudad española en la que el alquiler se lleva el mayor porcentaje del sueldo de los barceloneses: 47,93%. Por si fuera poco, si de lo que se trata es de alquilar una habitación, Barcelona lidera también el ránking de las más inasequibles: 472 euros mensuales.

Asimismo, sin salir de Cataluña, Gerona coge fuerza y se posiciona también como una de las provincias españolas donde más ha aumentado el precio del alquiler (+2,1% en agosto respecto al mismo mes de 2017), una tendencia de crecimiento que se ha mantenido estable a lo largo de 2018.

Valencia se suma también a la lista negra del mercado del alquiler de España. Actualmente, el precio medio por una vivienda en esta urbe es de 981 euros -más asequible que en las anteriores- si bien se ha producido un importante aumento respecto al precio de 907 euros de media registrados en el mes de julio.

En la clásica lista de localidades menos asequibles comienzan a aparecer nombres como el de Málaga, Murcia, Navarra o Melilla, ya que, según el INE, el coste de los arrendamientos de estas ciudades han aumentado un 2,1%, 1,5% y 1,4% en agosto respecto al año anterior, respectivamente, un incremento que ya han venido registrando -y que no ha decaído- desde enero de 2018.

Te puede interesar

Comentar ()