En plena polémica por su historial académico, el líder del PP, Pablo Casado, «vuelve» a su antigua universidad de Georgetown, por la que sacó uno de los máster que estuvieron bajo la lupa. En concreto, Casado ha sido invitado por la Escuela de Negocios McDonough, dependiente de la Georgetown, para intervenir en un debate sobre «La perspectiva de la tecnología y la inteligencia artificial» el próximo jueves. Pero para ello no tendrá que trasladarse a Washington, sino que lo hará en Madrid, en concreto en el Congreso de los Diputados.

La invitación de Georgetown es interpretada en Génova como un espaldarazo a su antiguo alumno, que obtuvo un título de posgrado tras permanecer allí dos meses de verano en el año 2008, en concreto un «CLS del Government Affairs Institute», según consta en el currículum del Congreso de los Diputados. También fue profesor visitante del «Global Leadership and Competiveness», de la misma universidad americana.

La invitación de Georgetown es interpretada en Génova como un espaldarazo a su antiguo alumno

El líder del PP compartirá la jornada de debate con Ivan Glasovac, director general de Resolute Consulting (empresa  de relaciones públicas); Meredith Chasney, gestor de contenidos de la empresa Monkimum, y Paul Almeida, de la misma universidad estadounidense de Georgetown ajena, muy posiblemente, al debate que hay en torno al currículum académico del líder popular.

Comparecencia de Sánchez

Por su parte, los populares pretender mantener vivas las sospechas de plagio en torno a la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre diplomacia económica, sobre todo tras las últimas revelaciones de Plagcan en el sentido de que el nivel de «plagio» podría ser muy superior al que Moncloa declaró a través de este sistema de verificación. Aprovechando su mayoría absoluta en el Senado, los populares han registrado una petición para que comparezca en la Cámara Alta, algo que Sánchez ha querido evitar en todo momento por tratarse, dice, de un asunto personal y no político.

Y es que Casado está pendiente de la decisión que tome el Tribunal Supremo respecto a su posible imputación por presuntas irregularidades en el máster de derecho público que realizó en la Univesidad Rey Juan Carlos de Madrid. La juez del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, apunta a presuntos delitos de prevaricación administrativa y cohecho impropio, por entender que se le benefició en calidad de cargo del PP.

La intención inicial de Génova es que su líder «aguante» aún en el caso de ser llamado a declarar por el alto tribunal en calidad de investigado y esperar a la apertura del juicio oral si se llega a ese momento procesal.