Política Crisis del coronavirus

Casado deja en suspenso su cita del próximo jueves con Sánchez: "Así, no"

El PP, que se ha enterado por televisión de la convocatoria, reprocha que el presidente del Gobierno "demuestra su nula voluntad de pacto y una arrogancia que dificulta cualquier colaboración"

Pedro Sánchez y Pablo Casado en una reunión en la Moncloa. EFE

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha anunciado, otra vez, que Pedro Sánchez comenzará esta semana una ronda de entrevistas bilaterales con el conjunto de las fuerzas políticas «para avanzar en este gran pacto de la España, para poner en marcha un acuerdo de país, el día después tras vencer a esta pandemia global». El dato nuevo es que empezará con el líder del PP, Pablo Casado, este jueves, continuando, de mayor a menor, hasta el viernes, con el resto de los partidos. El objetivo es «abrir un espacio de diálogo, por eso, todo el que quiera aportar una propuesta será escuchado». A cambio, el Ejecutivo dice esperar que respondan con «la altura de miras y la generosidad» que, a su juicio supone la oferta de Pedro Sánchez de unos nuevos Pactos de la Moncloa.

Sin embargo, Moncloa no ha tenido a bien comunicar antes a Génova sus intenciones con respecto a la cita del jueves, puesto que Casado se ha enterado por el anuncio que ha hecho María Jesús Montero en rueda de prensa. «Este es el espíritu de pactos del Gobierno», han reprochado fuentes populares.

Aunque sin querer adelantar un portazo definitivo, el PP sí ha dejado en el aire que la reunión llegue si quiera a producise este jueves. Fuentes del PP afirman haber contactado con el gabinete de Sánchez esta tarde «para trasladar nuestra disconformidad con esta actitud» y para que la fecha y formato de la cita «se acuerde de forma conjunta en los próximos días».

«Arrogancia» e «incapacidad»

Desde Génova se quejan de la falta de deferencia alegando que «este partido ha tenido una trayectoria institucional demasiado relevante en los últimos 40 años como para consentir más desplantes e insultos de este gobierno». Con esta actitud, añaden fuentes populares «demuestra su nula voluntad de pacto y una arrogancia e incapacidad que dificulta cualquier colaboración con la oposición. Así no», aseveran.

Por su parte, la ministra portavoz ha aducido que la crisis del coronavirus, «lo ha cambiado todo». «Cuando la ola del tsunami se retire habrá que empezar a reconstruir, habrá que empezar la reactivación para volver a nuestra etapa de crecimiento y de consolidación, y esa tarea es de una envergadura que compete al conjunto de de la sociedad» Este diálogo, ha agregado en su exposición inicial, pretende «vislumbrar el futuro de nuestro país para los próximos años. Por eso no se trata solo de acudir -cosa que ya ha confirmado Casado- sino de hacerlo con espíritu de arrimar el hombro y de mantenernos en una unidad de acción que es exigible por parte de la ciudadanos. Hay que estar a la altura de la circunstancias».

«No se trata de usar la convocatoria para deseos partidistas», ha proseguido, sino de ver «si somos capaces de ponernos de acuerdo en sanidad, nivel de renta, transformación digital… En definitiva, no se trata del cortoplacimos», por lo que desea que todos «vayan a la cita con voluntad de hablar sin buscar excusas», incluyendo los partidos independentistas.

Respecto a la posibilidad de que esos Pactos de la Moncloa se materialicen en un acuerdo presupuestario, tal y como ha defendido el PNV, Montero, que también es titular de Hacienda, cree que debe transcurrir algo más de tiempo para ver el alcance real de la crisis del coronavirus, aunque dice poder contar «con la mayoría que este gobierno tuvo más otra reforzada para este momento de reconstrucción nacional», lo que implica mantener sus actuales alianzas de gobierno y parlamentarias.

Montero se pone de parte de Escrivá frente a Iglesias en la pugna por el Ingreso Vital

Respecto a la disputa por el Ingreso Mínimo Vital puente que ha enfrentado al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, con el titular de Seguridad Social, la ministra portavoz ha dejado muy claro de qué lado está, al menos, el sector socialista del Ejecutivo. Ha subrayado que el Gobierno «trabaja de forma incansable en un compromiso que forma parte del acuerdo programático, que es ambicioso» y para el que «se están acelerando esos trabajos por parte de Escrivá» en coordinación, eso sí, «con la vicepresidencia de derechos sociales. Ese es el camino que el Gobierno transitará y esperamos que en pocos meses se pueda vislumbrar» un ingreso mínimo vital.

«No son medidas que se puedan improvisar de un día para otro sino que viene para quedarse- ha agregado la ministra en alusión implícita a Iglesias, y sobre los contactos de éste con el mundo empresarial, los califica de «normales y lógicos» para intentar concitar alianzas colectivas «para ese gran pacto de país que tenemos en mente».

Comentar ()