El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha considerado este sábado «muy grave» que los ministros y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, vayan contra el trabajo de los jueces y ha recalcado que urge cambiar al Ejecutivo, porque «está claro» que es «rehén» de los independentistas.

Casado, que ha presidido la reunión de la junta directiva del PP valenciano, ha vuelto a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se libere del lastre de nacionalistas y populistas y convoque ya elecciones.

Ha considerado «muy grave» que la delegada del Gobierno en Cataluña sea partidaria de indultar a los líderes independentistas y ha expresado su preocupación por el «chantaje» de los nacionalistas y por las declaraciones de los miembros del Gobierno en contra de la unidad del país.

«No puede ser que el ministros de Asuntos Exteriores, la ministra de Política Territorial y la delegada del Gobierno estén yendo contra lo que hacen los jueces, la seguridad jurídica y, lo que es más grave, la propia unidad de España», ha advertido.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, ha exigido «explicaciones inmediatas» a la delegada del Gobierno en Cataluña por mostrarse partidaria de indultar a los «presos golpistas» si estos lo solicitan después de la sentencia. «Exigimos explicaciones inmediatas a la delegada del Gobierno en Cataluña, que hoy se ha mostrado partidaria de indultar a los presos golpistas y ha afirmado que Cataluña es una nación», ha escrito la parlamentaria ‘popular’ en su perfil de Twitter.

Montserrat ha añadido que los españoles no pueden «seguir pagando el pacto oculto» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los independentistas.