Política

La delegada del Gobierno en Cataluña, a favor de indultar a los políticos presos "si lo piden"

Teresa Cunillera no cree que en el futuro haya que volver a aplicar el artículo 155 para intervenir la autonomía: "El 'Govern' no tiene en su horizonte inmediato ni a medio plazo quebrantar la ley"

Teresa Cunillera y Quim Torra, el pasado 23 de julio en el Palacio de la Generalitat.

Teresa Cunillera y Quim Torra, el pasado 23 de julio en el Palacio de la Generalitat. EP

El Ejecutivo de Pedro Sánchez sigue dando pistas sobre su postura en relación con el encarcelamiento de los dirigentes independentistas catalanes. Esta vez ha sido la delegada del Gobierno en Cataluña en declaraciones a Catalunya Ràdio. «Si se pide el indulto, yo soy partidaria. Pero lo han de pedir», ha defendido Teresa Cunillera en vísperas de que arranque el juicio por el que parte de la cúpula secesionista se encuentra en prisión preventiva desde el pasado otoño acusados de la comisión de delitos de rebelión y sedición.

Las declaraciones de Cunillera se producen días después de que el conseller de Acción Exterior y Relaciones Institucionales de la Generalitat, Ernest Maragall, asegurara que la ministra Meritxell Batet le habría trasladado la posibilidad de incidir en la Fiscalía General del Estado para que rebaje las acusaciones contra los líderes independentistas procesados por la organización del referéndum ilegal 1-O. Esas manifestaciones fueron desmentidas por la titular de Política Territorial.

En declaraciones a Europa Press, la delegada del Gobierno en Cataluña considera que el Ejecutivo no tendrá que volver a intervenir la autonomía catalana al tener «la convicción» de que la Generalitat respetará en todo momento la ley. «El 155 responde a un quebrantamiento de la ley. Y entonces usted me dice: ‘¿Usted cree que volverá a pasar?’ Estoy segura de que no, estoy segura de que el Govern no tiene en su horizonte inmediato ni a medio plazo quebrantar la ley», ha expuesto.

Cunillera defiende que este artículo se activara en su momento y argumenta que no se aplicó por decisión de un Gobierno central -en aquel momento del PP- ni de una Cámara legislativa, sino porque «se quebró la ley y la Constitución tiene sus mecanismos para dar solución a momentos graves».

Sobre las proclamas independentistas que lanza el presidente Quim Torra, la representante del Gobierno en Cataluña interpreta que la Generalitat pretende «apretar para sacar más rendimiento de sus posiciones y poder avanzar en su propuesta», pero avisa de que el Gobierno central hará otro tanto para defender sus propias tesis.

Cunillera no cree que en el futuro haya que volver a aplicar el 155: «El ‘Govern’ no tiene en su horizonte quebrantar la ley»

Cunillera diagnostica que el Govern está apostando por «dos realidades que van paralelas»: la retórica independentista pero, por otro lado, la voluntad de negociar, y asegura que ella misma ha mantenido varios encuentros fructíferos con los consellers. «Efectivamente escucho esto [las proclamas soberanistas de Torra], pero me quedo con que, en paralelo, estoy hablando con un conseller para solventar, solucionar y buscar alguna vía de diálogo y entendimiento para temas concretos», constata.

Ante las presiones de PP y Cs al presidente Pedro Sánchez para que vuelva a aplicar el 155, Teresa Cunillera interpreta que lo hacen para volver a una dinámica de confrontación que les interesa: «Nos lo tenemos que tomar como un síntoma de añoranza. Lo echan de menos. La confrontación le gustaba, era fácil, se sentían cómodos». A este respecto, sostiene que «Cs nace y florece de la confrontación, y tiene un resultado electoral admirable desde el punto de vista de los votos», pero asegura que el escenario ha cambiado con Sánchez.

«Vías de encuentro»

«Esto está superado. En estos momentos las dos administraciones -creo que más la nuestra, pero da igual- hemos hecho una apuesta por buscar vías de encuentro más que de confrontación, y, claro, aquel que ha hecho de la confrontación su razón de ser está descolocado», alega. También confía en que los actos que tiene previstos el independentismo para recordar el primer aniversario del 1-O y del 27-O no afectarán al diálogo de Estado-Generalitat, porque serán «más la conmemoración de un recuerdo que una reivindicación nueva».

Sobre la reunión en la Generalitat entre Torra y Sánchez prevista para este otoño, la delegada considera «evidente que será sustancialmente diferente y, sobre todo, mucho más rica» que la primera de julio, porque esta vez ya hay un bagaje. «¿Cuántas reuniones ya ha habido entre ministros y consellers? Por lo tanto, ya empezamos a tener encima de la mesa dosieres llenos de documentos, llenos de propuestas y llenos de acuerdos. Este es el camino», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()