«Si los independentistas priorizan el conflicto, entonces game over, iremos a elecciones». Pedro Sánchez ha dejado este jueves la legislatura en manos del PDeCat y de ERC y de su actitud en el Congreso de los Diputados. Durante una entrevista en la sede de la agencia Reuters en Nueva York, el presidente del Gobierno ha reconocido que su intención es estirar su mandato hasta 2020, pero que será imposible sin la colaboración de las delegaciones del independentismo en Madrid.

En una conversación de más de una hora, el entrevistador le ha inquirido sobre cómo pretende sobrevivir políticamente apoyado en una mayoría parlamentaria que necesita a los partidos independentistas para sacar adelante pilares básicos como los Presupuestos Generales del Estado.

«En la política todo es priorizar. Si priorizan el conflicto, entonces game over, iremos a elecciones. Pero si colocas primero la cooperación para hacer políticas sociales y otras cosas podremos llegar a 2020 que es mi objetivo«, ha dicho Sánchez, que en una reciente entrevista con La Sexta ya rechazó descartar de forma explícita una convocatoria anticipada de elecciones durante lo que resta de año.

Sobre los Presupuestos, el presidente del Gobierno ha defendido su senda de déficit, que el PP tiene intención de bloquear en el Senado, y ha asegurado que la maniobra resta a los Presupuestos 5.000 millones de gasto que ya habían sido pactados con Bruselas. En cualquier caso, ha subrayado que si debe presentar las cuentas con el compromiso de déficit heredado del PP, lo hará.