Los CDR han denunciado este lunes que el Ayuntamiento de Barcelona, encabezado por Ada Colau, ha ordenado la retirada de un mural de recuerdo al 1-O que algunos padres y madres de alumnos habían pintado el domingo en la fachada del Colegio Mestre Gibert i Camins, en el barrio de Sant Andreu.

“Ni 24 horas, qué gran trato y respeto”, han protestado los CDR en un mensaje dirigido a la alcaldesa a través de Twitter, y acompañado de fotografías en las que se ve el antes y el después. El mural consistía en una representación de una fila de personas con papeletas en la mano haciendo fila para votar. Lo acompañaba el resultado de la votación en ese colegio, la frase “aquí defendimos el derecho del pueblo a decidir” y un lazo amarillo.

Operarios del Ayuntamiento de Barcelona han acudido al lugar este mismo lunes para tapar con pintura el mural y hacerlo desaparecer. Los independentistas reprochan a Colau gestos como éste, especialmente después de reivindicar públicamente lo que supuso la jornada del 1-O para Barcelona y para toda Cataluña.

“Nunca olvidaremos el 1 de octubre de 2017. Hay diversidad en la forma de vivirlo y en el significado que le damos. Pero es un hecho que hubo una represión brutal e injustificable que no puede quedar impune y que no se puede repetir”, ha tuiteado este mismo lunes Ada Colau, para unirse a la jornada del aniversario del 1-O.