La cita es en el Parlamento europeo. Allí acudirán PNV y EH Bildu de la mano para participar en la conferencia que sobre autogobierno han organizado eurodiputados de PdeCat, ERC, BNG además de las dos formaciones nacionalistas vascas. La presencia del PNV correrá a cargo de Joseba Egibar y la de la portavoz de la coalición de la izquierda abertzale, Maialen Iriarte. El objetivo es presentar el pacto que ambos partidos alcanzaron para fijar las bases sobre las que se redactar la propuesta de futuro estatuto vasco y que, entre otras cuestiones, plantea el reconocimiento del derecho a decidir, la diferenciación entre nacionalidad y ciudadanía vasca o la integración de igual a igual de Euskadi en una España confederal.

La cita no pasaría de ser una conferencia más impulsada por formaciones de corte nacionalista –participan representantes de las Islas Feroe, Nueva Caledonia, Escocia, además de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, y un representante de Òmnium Cultural- si no fuera por la fractura que acentúa en el seno del propio PNV.

Hace sólo tres semanas fue el lehendakari Iñigo Urkullu quien durante su intervención en el Pleno de Política General consideró que mantener un acuerdo de esta envergadura con el único apoyo de dos formaciones nacionalistas estaba abocado a “un estrepitoso fracaso”. Recordó que haría inviable que el nuevo estatuto vasco fuera aprobado en su tramitación en las Cortes. Por todo ello, Urkullu apeló a la necesidad de iniciar caminos que permitan la incorporación de nuevas sensibilidades a un acuerdo de bases para definir la Euskadi del futuro.

Egibar acude a la Eurocámara a presentar un documento que Urkullu consideró “un estrepitoso fracaso” que sólo sume a PNV y Bildu

Joseba Egibar, quien tradicionalmente ha liderado el sector más soberanista en el seno del PNV, se ha mostrado firme defensor del documento pactado con EH Bildu, no así el ala más moderada de su formación que siempre ha abogado por buscar una mayor transversalidad. Este texto será en el que deberá seguir el grupo de cinco expertos designado para redactar una propuesta de articulado. Esta cuestión ha reavivado las diferencias en el modo en el que se debe proceder a la aprobación de un nuevo estatuto de autonomía que sustituya al de Gernika de 1979 y en el que se lleva trabajando desde hace dos legislaturas en el Parlamento Vasco.

“No debe inquietar”

Preguntado por la presentación del citado documento en el Parlamento Europeo –si bien no en un acto oficial ni en el pleno de la Eurocámara-, el portavoz del Gobierno vasco ha evitado cuestionarlo. Josu Erkoreka ha señalado que se trata de un acuerdo parlamentario entre dos formaciones y que su presentación en un foro comunitario, “no es algo que debiera inquietar a nadie, forma parte del flujo de ideas propio de una democracia”, ha señalado.

Erkoreka también se ha referido a la admisión a trámite por parte del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) del recurso interpuesto por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) contra la creación de la Comisión de Valoración de la Ley de Abusos Policiales. La AUGC cuestiona que sea una comisión de valoración, prevista en esta ley, “un instrumento sin garantías jurídicas” la que determine la existencia de posibles casos de torturas o abusos policiales. En su recurso contra la norma añade que con ella se quiere dar cobertura a una supuesta “’teoría del conflicto’, planteando así un escenario tanto de víctimas del Estado como de ETA”.

El Gobierno vasco presenta sus alegaciones para defender la ley de abusos policiales recurrida por la AUGC

El portavoz del Ejecutivo vasco ha recordado que hoy mismo han presentado sus alegaciones al recurso para que no se acuerde la suspensión de la comisión de valoración que han solicitado los recurrentes. Ha subrayado que tras la decisión del Gobierno de retirar el recurso que contra la ley había presentado el Ejecutivo de Mariano Rajoy, “la ley está en vigor” y por tanto “no hay motivos para preocuparnos”.

Presupuestos vascos

Tras la celebración del Consejo de Gobierno el portavoz del Ejecutivo Urkullu también se ha referido al proceso de negociación presupuestaria que ha comenzado. La suma de los votos de PNV y PSE, socios del Ejecutivo, son insuficientes para sacar adelante las cuentas. Ante la posibilidad de que al contrario que en estos dos últimos años el PP finalmente no respalde las cuentas, el Ejecutivo ha comenzado a negociar con Podemos y EH Bildu. Aunque en una fase inicial, la primera propuesta presentada por Elkarrekin Podemos ha sido muy cuestionada por el Gobierno al considerar que las 15 medidas sectoriales que le ha presentado suman modificaciones por un valor de 1.500 millones. Según Erkoreka, este importe y la alteración que del proyecto presupuestario supondría hacen “inviable” poder satisfacer esta propuesta de la formación de Lander Martínez.

El Ejecutivo Urkullu ve inviable la propuesta de presupuestos de Podemos por incluir cambios por 1.500 millones de euros

Respecto a EH Bildu, el Gobierno aún no se ha pronunciado. La coalición de Arnaldo Otegi le ofreció ayer dos abstenciones para sacar adelante las cuentas si el proyecto de presupuestos “se rectificaba” en clave social. Pese a que por el momento Bildu no ha detallado cuáles deberían ser los cambios para facilitar su aprobación, sí ha avanzado que se centrarán en un giro de 180 grados en materia de políticas sociales.

Erkoreka ha recordado a la coalición que el proyecto de cuentas para el próximo año ya es suficientemente social y por tanto es difícil poder ir mucho más allá. Ha señalado que a la espera de que Bildu concrete sus propuestas no cabe más que agradecer “su disposición”, al igual que el resto de formaciones de la oposición, a plantear propuestas en busca de un acuerdo.