Política

Pedro Sánchez acusa a Casado de "romper la lealtad de la oposición en cuestiones de Estado"

El líder del PP ha urgido a Ciudadanos a presentar una moción de censura en el Parlament para retratar a los socialistas

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo.

El presidente de Gobierno ha afeado al líder del Partido Popular, Pablo Casado, su falta de «lealtad» en cuestiones de Estado, y ha reprochado que «no están haciendo lo mismo que el PSOE cuando apoyó sin ambages al Gobierno español». «Es lo que ocurre siempre cuando la derecha esta en la oposición», ha determinado Sánchez.

Respondía así al dirigente popular, que ha pedido a Pedro Sánchez elecciones anticipadas durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Casado ha hecho balance de los meses del líder socialista en La Moncloa, con «dos ministros dimitidos y otros dos con sociedades fiscales», una ministra reprobada y un «ministro de Exteriores en un caso de información privilegiada», ha dicho, en referencia a Josep Borrell y la investigación que ha abierto CNMV sobre su etapa en Abengoa. «¿Y era usted quien repartía carnets de excelencia política?». «No se aguantan más escándalos. Convoque elecciones anticipadas ya», ha exigido Casado.

El líder de la oposición ha reprochado al presidente de Gobierno que «quien manda y pone y condiciones es el señor Torra», y ha urgido a Ciudadanos a presentar una moción de censura en el Parlament, donde son primera fuerza, para obligar a retratarse a los socialistas. «Señores de Ciudadanos, es momento de presentar una moción de censura contra el señor Torre, y podremos ver con quién esta usted. Veremos si esta usted con los constitucionalistas o con los golpistas». El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha descartado a las pocas horas promover una moción de censura contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, porque «los números no dan», pero ha asegurado que seguirán liderando la oposición con sus 37 diputados.

La réplica de Sánchez ha sido el contraataque. «Por ahí no va a pasar, no va hacer mella el Gobierno con su ataque ad hominun. Ha roto la lealtad de la oposición con el gobierno en cuestiones de estado. Ustedes no están haciendo lo mismo que el PSOE cuando apoyó sin ambages al gobierno española», ha defendido, en referencia al respaldo que dio a Mariano Rajoy en la aplicación del 155.

La sesión de control ha vuelto a pivotar sobre la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cuyo cese reclamó ayer el Congreso tras haber sido reprobada por el Senado. La ministra ha llamado «teatro» a esos pronunciamientos y ha acusado al PP de sumarse al «chantaje» del ex comisario José Manuel Villarejo al Estado, del que ella se considera víctima, y de «revictimizarla» mediante la utilización política de la estrategia de ese ex policía.

Delgado ha respondido en el pleno del Congreso a sendas preguntas de los diputados del PP Javier Maroto y José Antonio Bermúdez de Castro sobre su relación con Villarejo. En ambos casos, los diputados la han pedido que dimita por «dignidad».

La bancada del PP ha recibido con gritos de «dimisión, dimisión» las intervenciones de la ministra de Justicia, cuya renuncia o cese reclamó ayer el pleno de la Cámara, y quien hoy se ha defendido de unas conversaciones «manipuladas» e incluso ha atacado a los diputados del PP por callar ante la corrupción de su partido

Comentar ()