Política

Los temporales han causado ya 20 muertos en lo que va de 2018

Es el mismo número de victimas que ha habido en toda España desde 2013 por tormentas de lluvia y viento

logo
Los temporales han causado ya 20 muertos en lo que va de 2018
Vista de un tramo de la carretera C-12 entre Amosta y Tortosa afectado por los efectos del temporal sufrido en la zona

Vista de un tramo de la carretera C-12 entre Amosta y Tortosa afectado por los efectos del temporal sufrido en la zona EFE

Resumen:

La muerte de un bombero en la localidad de Campillos (Málaga) mientras participaba en los trabajos de auxilio a causa de las fuertes lluvias en la zona eleva a 20 los fallecidos en lo que va de año en incidentes relacionados con los temporales y la gota fría que azota la península. El bombero había desaparecido tras volcar el camión en el que se desplazaba en la carretera que une Campillos con Teba, mientras que la otras dos personas que viajaban en el vehículo fueron rescatadas. Su cuerpo fue encontrado a cinco kilómetros del lugar del suceso.

Esta muerte se ha producido a menos de diez días del grave episodio a causa del temporal en Mallorca, donde trece personas perdieron la vida tras el desbordamiento de varios torrentes en la zona este de la isla.

Un año especialmente duro

Además, el 3 enero de este año una galerna que azota el litoral norte se cobra la vida de dos personas en el municipio guipuzcoano de Mutriku. En marzo, el paso de la borrasca “Félix” pone en alerta roja a varias comunidades y deja dos víctimas mortales en Martos (Jaén) y Guillena (Sevilla). A finales de ese mismo mes muere en Madrid un niño de cuatro años al caerle un árbol en el parque de El Retiro. En la playa de las Catedrales, en Ribadeo (Lugo) fallece una joven tras caerle una piedra en la cabeza.

Pero los acontecimientos más graves tuvieron  lugar este 9 de octubre con trece muertos en el Levante de Mallorca a causa del desbordamiento de varios torrentes en la comarca. Las lluvias torrenciales, que afectaron principalmente a la localidad de Sant Llorenç, dejaron hasta 250 litros por metro cuadrado. El último de los fallecidos a causa de este episodio fue Arthur, un niño, que fue hallado ocho días después de su desaparición.

Desde 2013 han fallecido 20 personas por efecto de la climatología, tantas como este año

Entre los temporales de lluvia más graves de los últimos cinco años en España figuran, según cronología de Efe, el que se desencadenó los días 24 y 25 de diciembre de 2013, en plenas festividades navideñas cuando una borrasca del Atlántico Norte barrió la península y las islas Baleares. En Galicia, la caída de un rayo provocó un incendio en el santuario de Santa María de la Barca, en Muxía (A Coruña), que quedó calcinado.

Pocos meses después, entre enero y febrero del siguiente año, varios frentes asociados a profundas borrascas causan importantes daños en Galicia y el área del Cantábrico. El 19 de enero el temporal de viento deja incomunicada Ceuta por mar y aire. Los días 4 y 5 febrero la ciclogénesis “Petra” sacude Galicia y el carguero español “Luno” se parte en dos frente al puerto de Bayona (Francia).

También en 2014, pero en el mes de noviembre, se producen dos muertes por el temporal de lluvia y viento que afecta especialmente a Canarias y Cataluña.

Cuatro ancianas de una residencia

En marzo de 2015 un temporal de lluvia que azota la Comunidad Valenciana causa dos fallecidos en la provincia de Castellón. En septiembre, también un temporal de lluvias provoca riadas que dejan cuatro muertos en la provincia de Granada: dos lituanos y un ruso que vivían en un colector en Albuñol, y otro hombre que fue arrastrado con su coche en Polopos. Además, corría noviembre cuando Cuatro ancianas mueren al inundarse la planta baja de una residencia en Agramunt (Lleida) tras la crecida del río Sió.

En 2016 no hay que lamentar víctimas hasta muy avanzado el año. Un intenso temporal de lluvia y viento en Andalucía deja a principios de diciembre dos muertos: una mujer en Estepona (Málaga) y un hombre en la Línea de la Concepción (Cádiz), e importantes inundaciones en la provincia de Málaga. Además, la borrasca que azota el sureste peninsular y Baleares entre los días 17 y 20 de diciembre, se salda nada menos que con cinco muertos.

El 4 de febrero de 2017 otra tormenta de viento y lluvia deja un muerto y ocho heridos en Galicia. También daña la estructura del estadio de Balaídos, lo que obliga a suspender el partido Celta de Vigo-Real Madrid.