Política

Sánchez descarta dejar de vender armas a Arabia: "No me puedo permitir ese lujo"

logo
Sánchez descarta dejar de vender armas a Arabia: "No me puedo permitir ese lujo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesiónd e control al Gobierno. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno ha rechazado este miércoles la petición de Unidos Podemos de dejar de vender armas a Arabia tras el asesinato periodista Jamal Khashoggi en el consulado árabe en Estambul y la decisión de Alemania de no suministrar más armamento al país wahabí hasta que se aclaren las circunstancias de esa muerte. «No me puedo permitir ese lujo», ha asegurado durante su comparecencia en el Congreso.

Pedro Sánchez se ha mostrado «consciente» de las especiales circunstancias que concurren en este debate y ha expresado su «consternación y repulsa al terrible» crimen. No obstante, como presidente del Gobierno se ha comprometido con la defensa de los intereses de España, especialmente las «zonas afectadas por el drama del desempleo» como la bahía de Cádiz, donde existe una «prioridad más inmediata» que la defensa del derecho internacional y la paz, que es el empleo. «Les pido altura de miras», ha reclamado el jefe del Ejecutivo a la Cámara para obtener su respaldo en esta decisión.

El presidente ha defendido que los contratos en vigor con Arabia cumplen con la normativa aplicable y no entran en contradicción con la resolución de la ONU que establecen embargo de armas a personas involucradas en el golpe de estado de Yemen, pero no a Arabia Saudí. «Yo defiendo los intereses de España y no miro hacia atrás, sino hacia adelante. Debo conciliar esos intereses desde una posición que otros no entienden porque no ostentan. Debo tener una visión de estado, por eso pido el consenso de esta Cámara para salvaguardar estas cuestiones del debate partidista con el objetivo de reforzar la imagen exterior de un país como el nuestro, ejemplar en la defensa de las libertades, los derechos humanos y la legalidad internacional. A otros les puede interesar mezclar debates, pero yo no me puedo permitir ese lujo», ha explicado.

A juicio de Sánchez, la gravedad del asesinato del periodista «no puede impedir que actuemos con responsabilidad» y se primen «las prioridades», como hacen los propios «alcaldes progresistas de la bahía de Cádiz», que «conviven con una prioridad más inmediata», como son las necesidades de empleo de los trabajadores de Navantia. «Y yo lo entiendo», ha asegurado el presidente.

Sánchez se alinea así con la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, que el martes rechazó con los votos de PSOE y PP y la abstención de Ciudadanos la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí. A cambio, ha abogado por reforzar los controles del material exportado a otros países para garantizar que no se utiliza vulnerando los derechos humanos ni la legislación internacional, como también ha instado el jefe del Ejecutivo.