Arnaldo Otegi se ha convertido en el mejor argumento de Inés Arrimadas (C’s) y Alejandro Fernández (PP) para rechazar denuncias del presidente de la Generalitat contra la Justicia española, a la que el presidente catalán ha recriminado la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que consideró vulnerado el derecho a un juicio justo del ex líder etarra.

“Usted ha salido para defender a Otegui”, ha lamentado Arrimadas, que ha recriminado al president que no haya hecho “ni una mención” a las victimas o los crímenes no resueltos de la banda terrorista y le ha recordado que pidió la comparecencia de hoy antes de que se conociera el fallo del Tribunal Supremo sobre las hipotecas.

Igual recriminación le ha hecho Alejandro Fernández, quien ha recordado a Torra que “viene a defender a una persona que secuestró y obligó a jugar a la ruleta rusa a un ser humano”. Más allá de Otegi, ambos dirigentes han coincidido también con el socialista Miquel Iceta en exigirle que explique “como responderán” a la sentencia del Supremo sobre el 1-O.

Torra no responde a la oposición

Una pregunta que se ha quedado, de nuevo, sin respuesta, porque Torra ha forzado el debate pero no ha respondido a los grupos y en su lugar, el vicepresidente Pere Aragonés tampoco ha recogido el guante. Aragonés ha afeado a los grupos de la oposición sus referencias a Otegi, pero no ha aclarado en qué consistirá su amenaza de “no aceptar la sentencia” como le han recordado Arrimadas, Iceta o Fernández.

“No sólo no quiere dar la cara porque no confía en su capacidad de réplica”, ha ironizado Arrimadas, “sino que los suyos lo tapan porque no confían en usted”. La líder naranja se ha preguntado en respuesta si su negativa a aceptar la sentencia se concretará en “atacar sedes judiciales o parar la economía catalana” y ha recriminado al Govern que “son tan poco valientes que no lo dicen”.

“¿Saben lo que sí se ha condenado en el Parlamento Europeo? Los artículos xenófobos de Torra”, ha recordado Arrimadas

Arrimadas ha afeado además a Torra que “critican a la Justicia española porque no la pueden controlar” como pretendía la Ley transitoriedad, tras recordar que España ha sido condenada en seis ocasiones por el TEDH “Bélgica, su país de referencia, tuvo trece” condenas. “¿Saben lo que sí se ha condenado en el Parlamento Europeo? Los artículos xenófobos de Torra”, ha concluido Arrimadas.

También se ha referido a la Ley de transitoriedad el popular Alejandro Fernández, quien ha acusado a Torra echar de menos “los tiempos en que Jordi Pujol dictaba las sentencias al juez Estivill y echaban las masas a la calle contra sentencias como pasó con Banca Catalana, y quieren aprovechar un gobierno socialista débil”.

Echan de menos los tiempos en que Jordi Pujol dictaba las sentencias al juez Estivill y echaban las masas a la calle contra sentencias como pasó con Banca Catalana” recrimina Fernández

Fernández ha concluido que el problema “no es la democracia española” sino la presencia de un presidente catalán que “llama colonos a la mitad de población, que arenga a la población y que reivindica a un hombre condenado por secuestrar y torturar a otra persona”.

El líder del PSC, Miquel Iceta, por su parte, ha tachado de “ridículo” que Torra hable de “pueblo oprimido” en un Parlament “elegido por el pueblo en elecciones, siendo presidente de un Govern” con un presupuesto superior a los 30.000 millones, más de 200.000 funcionarios y 16.800 policías. Ha recriminado además al president que “se arrogue la representatividad del conjunto del pueblo” y le ha pedido que “no olvide que los socialistas estamos haciendo tanto como ustedes para que las cosas acaben bien, empezando por los sometidos a juicio”.

Iceta ha reconocido que Justicia española “merece criticas”, pero ha advertido que “la diferencia entre ustedes y nosotros es que nosotros lo hacemos desde defensa del Estado de Derecho, el poder judicial y la Constitucion, lo hacemos diciendo que aunque no nos gustan aceptaremos sentencia”.