Ciudadanos ha denunciado a Arran por un delito de odio tras el ataque con pintura amarilla a la casa del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, reivindicado por la organización juvenil vinculada a la CUP.

La formación liderada por Albert Rivera ha informado en un comunicado de esta decisión, después de este nuevo ataque a una vivienda del magistrado que ha instruido en el alto tribunal la causa por el proceso independentista catalán.

Tras el anuncio de la formación naranja, los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación sobre las pintadas en el portal de la casa que Llarena tiene en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), que posteriormente han sido reivindicadas por Arran.

En su cuenta en Twitter, la organización independentista ha colgado un vídeo en el que se observa cómo dos jóvenes llegan a un portal y arrojan pintura de color amarillo sobre la puerta acristalada de entrada.

El vídeo viene acompañado de un mensaje: «El pueblo manda, Arran obedece. Ocho meses después, por petición popular y con una resolución de la instrucción judicial que prevé sentencias desmesuradas, lo hemos vuelto a hacer: señalamos al juez Llarena como símbolo del régimen del 78».

El pasado mes de marzo, Arran ya protagonizó una acción similar frente a la casa de Llarena en Das (Girona), con pintadas en el asfalto en las que le acusaban de «fascista».