El presidente de la Junta de Extremadura y secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha afirmado que este domingo Cáceres «va a petar para gritar que la paciencia por el tren ya se agotó en esta tierra», y que el Gobierno sepa que en la región «no hay colores» a la hora de reivindicar los derechos de los ciudadanos en materia de comunicación ferroviaria.

Fernández Vara se ha mostrado convencido de que el domingo en Cáceres, donde el Pacto por el Ferrocarril ha convocado una manifestación, se gritará «bien alto y bien fuerte que la paciencia se agotó», al tiempo que ha señalado que si fueron «exigentes con el gobierno de Rajoy, más lo deberemos ser con el de Pedro Sánchez».

Asimismo, ha respondido a las declaraciones del presidente regional del PP, que en su opinión ha llamado «indignos» a quienes se vayan a manifestar el domingo en Cáceres, y sobre lo que ha dicho que José Antonio Monago «cerró urgencias rurales, eliminó el transporte escolar y persiguió a los más débiles y a quien discrepaba contra», por lo que «él no puede llamar indignos» a quienes el domingo se manifestarán en Cáceres por un tren digno porque «él es el profeta de la indignidad en Extremadura».

El PSOE debe ponerse siempre del lado de la gente que más tiene que perder»

Guillermo Fernández Vara ha hecho estas declaraciones en Montijo, en el acto del centenario de la Agrupación Socialista de esta localidad y la presentación de Manuel Gómez, alcalde de Montijo, como candidato socialista en las elecciones municipales del próximo mes de mayo. En el acto, además, han intervenido la secretaria de Memoria Histórica del PSOE de Montijo, Inés Rodríguez, el investigador y escritor sobre los 100 años de socialismo en Montijo Rafael María Cañete, y la secretaria de Organización del PSOE provincial de Badajoz, Estrella Gordillo.

En su intervención, Fernández Vara ha recordado que el PSOE «debe ponerse siempre del lado de la gente que más tiene que perder, de los más débiles, hay que ponerse del lado de los que solo tienen la política para poder cambiar las cosas, para poder emanciparse, tener un proyecto de vida y de empleo».

Además, ha afirmado que deben poner al PSOE «al servicio de Europa, porque Europa es la única receta posible para darle la vuelta a la situación, si los hay que piden que hay que echar a los inmigrantes a patadas, los socialistas decimos que esas personas no pueden morir en el Mediterráneo no es tiempo de decir a la gente lo que quiere oír». «Debe haber una inmigración ordenada, pero eso la derecha extrema no logra entenderlo», recoge el PSOE en una nota de prensa.

Lo de hoy en Montijo es un homenaje a todos los que dieron la vida por este partido»

Por último, ha reconocido que «después de recomponer el daño causado por la derecha en solo cuatro años» en Extremadura, el «gran reto es pensar en los jóvenes, darles oportunidades, retener el talento, crearles futuro en Extremadura». Por su parte, Estrella Gordillo ha destacado que «la constancia, la honradez y la fe de la defensa de los principios socialistas han permitido al PSOE ser de las organizaciones más antiguas de Europa». «Lo de hoy en Montijo es un homenaje a todos los que dieron la vida por este partido».

Además, ha adelantado que el 80 por ciento de las 180 agrupaciones socialistas de la provincia de Badajoz ya tienen elegidos a sus candidatos para las elecciones municipales de mayo. Finalmente, Manuel Gómez ha explicado que «ha sido una legislatura complicada en la que se ha recuperado la identidad y la dignidad de la localidad».

Concentración en Madrid

Cientos de personas se han concentrado hoy en Madrid para exigir un «tren digno y del siglo XXI» que conecte a la capital con Extremadura porque es el «puente» con Portugal, por lo que «conecta Madrid con Europa». La manifestación, convocada por el Partido Popular, se ha celebrado esta mañana en la Plaza de España de Madrid para exigir un tren digno para la región, un día antes de la masiva manifestación convocada en Cáceres por el Pacto Social y Político por el Ferrocarril y apoyada por el Partido Socialista que, este año, no ha acudido a la concentración en la capital.

A este acto ha acudido el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, quien ha afirmado que el trayecto en este tren «genera más sensaciones que un parque de atracciones» y ha insistido en que conecta a las dos capitales de la península ibérica. «No solo un tren para Extremadura, sino para conectar con Europa», ha aseverado el presidente autonómico que, además, ha criticado al líder socialista extremeño, Guillermo Fernández Vara, por no acudir a este encuentro.

Ha asegurado que, el año pasado, «no querían un tren digno para Extremadura, sino una manifestación contra Rajoy». Para mostrar su apoyo a esta iniciativa también ha acudido el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, porque «es de justicia que los extremeños tengan un tren acorde con las características del siglo XXI».