Internacional | Política

Trump cancela su reunión con Putin por la crisis de Ucrania

El presidente de Estados Unidos no se reunirá con su homólogo ruso este fin de semana en Buenos Aires al no haberse resuelto la tensión con Ucrania

logo
Trump cancela su reunión con Putin por la crisis de Ucrania
Trump cancela su reunión con Putin por la crisis de Ucrania.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. EFE

Resumen:

El esperado encuentro entre Donald Trump y Vladimir Putin queda suspendido. El presidente de Estados Unidos ha afirmado este jueves a través de su cuenta de Twitter que no se reunirá con el mandatario japón durante la celebración de la reunión del G20 que se celebra este fin de semana en Buenos Aires (Argentina).

El encuentro entre ambos líderes se perfilaba como uno de los puntos fuertes de la cita. Sin embargo, tras varios días de especulaciones sobre la posible cancelación del encuentro Trump ha anunciado que finalmente no se reunirá con su homólogo ruso debido a las persistentes tensiones entre Rusia y Ucrania.

Trump se ha declarado “ansioso” de reunirse con Putin cuando la tensión con Ucrania se resuelva

“Debido al hecho de que los barcos y los marineros no han sido devueltos a Ucrania desde Rusia, he decidido que sería mejor para todas las partes interesadas cancelar mi reunión previamente programada en Argentina con el Presidente Vladimir Putin. ¡Espero con ansias una cumbre significativa en cuanto se resuelva esta situación!”, ha escrito el presidente estadounidense en dos mensajes en Twitter.

La decisión de Trump supone un jarro de agua fría a las expectativas de que la cita de Buenos Aires sirviera para facilitar un acercamiento entre ambos países, tras múltiples roces en los últimos tiempos.

“Muy cerca” de un acuerdo con China

Más positivos han sido los comentarios del ocupante de la Casa Blanca sobre otra de las cuestiones que marcan la agenda de la reunión del G20: las negociaciones comerciales con China. A este respecto, Trump ha asegurado, en declaraciones a la prensa, que “estamos muy cerca de hacer algo con China, pero no sé si quiero hacerlo. Creo que China quiere hacer un trato. Me gusta el trato que tenemos ahora”.

Estas declaraciones se producen antes del encuentro que está previsto que mantenga el presidente estadounidense con el líder chino Xi Jinping, en medio de la tensión comercial que existe entre ambas potencias mundiales.

Washington inició en julio una guerra comercial con el gigante asiático al imponer un aumento de los aranceles a la importación de productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares.

Está previsto que en enero los aranceles a importaciones chinas se eleven hasta el 25%

En septiembre, EEUU gravó además un arancel del 10% a 200.000 millones de dólares de importaciones chinas, que subirá al 25% en enero de 2019, y ha amenazado con sancionar bienes por otros 267.000 millones de dólares.

Pekín ha criticado la agresiva política comercial de Washington “por sus dañinas consecuencias” y ha aplicado medidas recíprocas a más de 60.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses.

EEUU vendió a China en 2017 productos por valor de 130.000 millones de dólares, mientras que el país asiático exportó al mercado estadounidense 506.000 millones de dólares.

En una entrevista con el diario The Wall Street Journal publicada este martes, Trump consideró “muy improbable” posponer la subida de aranceles al 25 % para bienes por valor de 200.000 millones de dólares importados de China, como quiere Pekín mientras las dos partes negocian.