Política

El PSOE andaluz se revuelve contra Ferraz en defensa de Susana Díaz

"No es razonable que la dirección del partido no esté respaldando al PSOE andaluz frente a la  ultraderecha", asegura Mario Jiménez

logo
El PSOE andaluz se revuelve contra Ferraz en defensa de Susana Díaz
Susana Díaz preside la Ejecutiva del PSOE andaluz.

Susana Díaz preside la Ejecutiva del PSOE andaluz. EFE

Resumen:

Los pésimos resultados del PSOE en las elecciones andaluzas de este domingo y la atribución de resultados por parte de la dirección del PSOE en Madrid, focalizando la derrota en la figura de Susana Díaz, ha levantado una ola en los socialistas andaluces en defensa de la presidenta de la Junta. Los cargos de confianza de Díaz han expresado en las redes sociales su malestar ante quienes, como el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, o el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, la han señalado como culpable y la han invitado a asumir responsabilidades.

La dirección federal del PSOE ha abierto la puerta a la dimisión de Susana Díaz al frente de los socialistas andaluces si fuera necesario para garantizar la gobernabilidad de Andalucía, una posibilidad que ha cerrado la presidenta en funciones de la Junta, que ha recibido la confianza de le Ejecutiva regional del partido. Tras la reunión de la comisión permanente del Comité Electoral para analizar los resultados de las elecciones autonómicas de ayer, en las que el PSOE andaluz perdió 14 diputados, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha dicho: “Todos tenemos muy asumido que nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y con generosidad todos estamos a disposición de la organización”.

La respuesta no se ha hecho esperar. El diputado Antonio Pradas, uno de los hombres de confianza de Susana Díaz, ha considerado injustas las apelaciones a la candidata socialista en Andalucía y ha llamado a emprender el análisis de las causas de la irrupción de la extrema derecha.

En Sevilla, la Ejecutiva Regional del PSOE-A ha dado la confianza para seguir liderando el partido a la secretaria general y presidenta en funciones de la Junt, que ha sostenido que, si hubiera perdido las elecciones, habría dimitido y ha situado su objetivo en impedir que el próximo gobierno dependa de Vox. La dirigente socialista no ha aclarado cuáles serán su preferencias en torno a los posibles pactos poselectorales, pero ha dejado claro que “lo normal es que el tercero (por Ciudadanos) apoye al primero (por el PSOE) y que lo demás es “extraño”.

Verónica Pérez, otrora “máxima autoridad” del PSOE, ha hablado a una “doble vara de medir” por pedir la dimisión de “quien gana unas elecciones y no se pida responsabilidades a quien las pierde”.

En el mismo sentido se han expresado voces cercanas al socialismo andaluz, con la imagen teñida de rojo PSOE del mapa de Andalucía, señalando la gran mayoría de municipios en los que la lista de Díaz fue la más votada.

Mario Jiménez, antiguo portavoz de la gestora del PSOE, ha quitado hierro a las palabras de José Luis Ábalos. “No se han interpretado correctamente palabras del secretario de Organización. Bajo ningún concepto no se trata de restar apoyo al partido que ha ganado elecciones democráticas. Hay que intentar que el Gobierno de Andalucía siga siendo socialista y progresista. Se trata de una responsabilidad excepcionalidad democrática irrupción ultra derecha. No es razonable que la dirección del partido no esté respaldando al PSOE andaluz frente a la  ultraderecha”, ha rematado.