El Pleno del Tribunal Constitucional ha acordado este jueves denegar la suspensión de las resoluciones del Tribunal Supremo que impidieron al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y otros acusados en la causa por rebelión ejercer sus cargos públicos como diputados en el Parlament de Cataluña. La Fiscalía también se había opuesto a admitir la medida cautelar solicitada en la demanda de amparo presentada por un grupo de particulares.

Dicho fallo respalda la decisión del instructor del ‘procés’, el magistrado Pablo Llarena, que impide el ejercicio de sus funciones públicas a los diputados del Parlamento de Cataluña Jordi Turull, Jordi Sánchez, Josep Rull y Raúl Romeva mientras dure su situación personal de prisión provisional y estén acusados del delito de rebelión.

El auto explica que “acceder a la suspensión equivaldría a anticipar un eventual fallo estimatorio del recurso de amparo y supondría no aplicar temporalmente una norma de rango legal, el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cuya utilización jurisdiccional goza de presunción de legitimidad”.

La resolución del Alto Tribunal, acordada por unanimidad, desestima el recurso de amparo presentado por un grupo de particulares, encabezado por Jaume Cabré Fabré, que pedía como medida cautelar la suspensión de la aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.