Política

Pablo Iglesias reniega de sus anteriores ideas sobre Venezuela: “Me equivoqué”

El líder de Podemos también pide "disculpas" por el chat en el que hablaba de Mariló Montero. "Me da muchísima vergüenza"

logo
Pablo Iglesias reniega de sus anteriores ideas sobre Venezuela: “Me equivoqué”

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en su comparecencia en el Senado. EFE

Resumen:

“Yo he podido decir cosas que políticamente ahora no comparto”. Pablo Iglesias respondía así este jueves en el Senado, en la Comisión de Investigación sobre la Financiación de los Partidos Políticos donde ha sido llamado por el PP para explicar la supuesta financiación venezolana de Podemos. El secretario general del partido ha renegado de la percepción que tenía de Venezuela en 2014, después de que el PP emitiera en directo un vídeo en el que el dirigente aparecía alabando el “ejemplo democrático” del Gobierno de Hugo Chávez. “Estaré encantado de debatir en cualquier foro cosas que dije en el pasado y me equivoqué”, ha reconocido Iglesias. La sesión se se ha desarrollado con dureza y a lo largo de más de tres horas y media se han producido duros enfrentamientos entre Iglesias y la bancada del PP. El líder de Podemos ha defendido que la financiación de Podemos “se ajusta a la ley”, aunque ha rechazado hacer referencia a su vinculación laboral con el gobierno latinoamericano, aduciendo que ése no era el motivo de la comparecencia.

El Partido Popular convocó Iglesias en la polémica comisión – a la que sólo asiste PP y UPN- para esclarecer la “conexión venezolana” de ese partido por los presuntos fondos extranjeros recibidos por sus líderes antes de su fundación después de que algunos comparecientes de la comisión, como su ex colaborador Enrique Riobóo, le acusaran a Iglesias de recibir financiación de Irán y Venezuela. Sin embargo, el secretario general de Podemos ha evitado en entrar en este terreno y se ha cerrado en banda, evitando hablar sobre su asesoramiento al Ejecutivo latinoamericano, incluso cuando los populares han puesto un extracto de la televisión venezolana en el que se referían a Iglesias y al fundador de Podemos Juan Carlos Monedero como asesores de Chávez.

A las preguntas del senador popular Luis Aznar, el líder de Podemos ha optado por leer extractos de autos judiciales en los que no se daba por probada esta financiación. “¿Trabajó usted para el Gobierno de Venezuela? ¿Qué asesoramiento ha realizado en Venezuela? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Cuánto cobró?”, han sido las preguntas que Aznar ha repetido hasta en cuatro ocasiones. A todas ellas, Iglesias ha respondido leyendo las citadas sentencias, una situación que ha provocado múltiples desencuentros en la comisión.

En este punto, el senador popular le ha solicitado que aportara la documentación al personal y que se limitara a responder a sus preguntas dando su “opinión”. Después de varias ocasiones, Iglesias ha respondido con cierto hartazgo: “No, no he trabajado para el gobierno venezolano”. Acto seguido ha establecido que “no voy a responder a ninguna cuestión que no tenga que ver con la financiación de mi partido”. Una frase que ha repetido en una veintena de ocasiones durante su larga comparecencia, que ha durado más de tres horas y media. “Si con esto pretende sugerir si ha habido financiación del Gobierno de Venezuela a mi partido, le digo que no”, ha enfatizado Iglesias, que también ha negado haber cobrado en los programas de televisión en los que ha participado en otros países y ha dicho que en España solo ha recibido pagos cuando ha participado como colaborador.

Iglesias apela a los autos de Marchena y a Adolfo Suárez

En varios de los autos judiciales del Tribunal Supremo citados por Iglesias, el dirigente destacaba que estaban dictados por el juez Manuel Marchena, que hace unas semanas retiró su candidatura a la presidencia del CGPJ después de que Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado, sacara pecho de su elección. “Después de ese Whatsapp en el que Cosidó decía ‘Marchena es nuestro hombre en el PP’, creen que si Marchena hubiera visto algo que no encajaba en la financiación de Podemos lo hubiera permitido?”, se ha preguntado Iglesias.

La sesión ha estado plagada de exabruptos parlamentarios. Tras las distintas lecturas, Aznar le ha llegado a espetar que “aburre usted a las cabras”. Iglesias ha respondido con ironía: “Noble animal la cabra pero yo entiendo que a ustedes les aburra la explicación que yo doy aquí”. “No es capaz de estar callado ni debajo del agua”, ha señalado en otra ocasión el senador popular, tras escuchar más extractos de sentencias judiciales.

Iglesias ha evitado hablar sobre sus trabajos para el gobierno latinoamericano y ha optado por poner en cuestión la comisión parlamentaria, leyendo otro documento, esta vez una carta que escribió en 1977 el rey emérito Juan Carlos I al Sha de Persia, antiguo Irán, pidiendo fondos para Adolfo Suárez en las primarias elecciones de Unión de Centro Democrático. “Ustedes tan interesados hablar de financiación iraní, la de UCD no es tanto”. A este comentario han seguido varias llamadas al orden por parte de la presidenta de la Comisión y varios rifirrafes de cariz cómico que han terminado por marcar la sesión.

El senador popular ha recordado a la comparecencia en la misma comisión del presidente del Tribunal Supremo de Venezuela, Miguel Ángel Martín Torbatú, que señaló al Foro de São Paulo, un grupo de partidos de izquierda, como plataforma para expandir la causa que recibía fondos de Venezuela, Cuba o Nicaragua y que se dedicaba a financiar partidos en países como España. Iglesias se ha mostrado rotundo sobre este punto: “Si alguien afirma que ese foro financió a mi partido le digo rotundamente no”, ha continuado Iglesias, que ha retado a Aznar a acudir a los tribunales. “Si cualquier gobierno de Venezuela ha cometido delitos, que lo pague (…): Yo voy con usted a los tribunales si tiene usted información a presentar la consiguiente denuncia”.

“Me da muchísima vergüenza haber hecho un comentario machista”

En un momento dado, Iglesias se ha referido a los “whatsapps” del portavoz popular Ignacio Cosidó, a lo que Aznar ha pedido no sacar a relucir esos mensajes, después de recordar el mensaje en el que el líder de Podemos aseguraba que “la azotaría hasta que sangrase”, en referencia a la periodista Mariló Montero. “No mencione usted whatsapps, porque si no podemos recordar cómo a algunos les gusta azotar hasta que sangre a ciertas periodistas. No me haga que saque la relación de whatsapp magniíficos”, ha pedido Aznar. En este punto, Iglesias ha cantado el mea culpa y ha condenado sus palabras. “Pido disculpas, siento muchísima vergüenza de haber hecho un comentario machista, aunque fuera en privado”, ha lamentado Iglesias.

Otro de los vídeos que se han expuesto durante la comisión pertenece a una televisión venezolana en la que se hace referencia a Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejón e Iglesias, al que definen como un “hombre muy referenciado en la revolución bolivariana”  y se refieren a él como un asesor de Hugo Chávez. Unas declaraciones a las que Iglesias ha evitado referirse, tirando de sarcasmo: “Si ha tenido que ver este canal muchas horas espero que se lo haya pasado usted bien”, ha agregado Iglesias. “Yo estoy aquí para responder a las preguntas que tengan que ver con la financiación de Podemos. Sobre las televisiones que veamos cada uno, eso no es objeto de esta comisión”.

El PP también ha sacado a relucir otro vídeo en el que Iglesias hablaba del gobierno venezolano como un ejemplo democrático para España y donde se refería al dictador con cariño. “Me emociona hablar del comandante, se le echa mucho de menos, cuántas verdades ha dicho este hombre”, decía Iglesias en el vídeo de 2014. Sobre esto, Iglesias ha marcado distancia con esas declaraciones. “Yo he podido decir cosas que políticamente ahora no comparto, y rectificar en política está bien. La situación política y económica de Venezuela ahora es nefasta. Y estaré encantado de debatir en cualquier foro cosas que dije en el pasado y me equivoqué”.

“Incluso en discusiones políticas, uno puede arrepentirse de opiniones que hayas tenido en el pasado”, ha señalado Iglesias. “Las tonterías que hayamos podido decir los dos, o yo en este caso, o las opiniones políticas que podamos tener en el pasado difícilmente tienen que ver con el objeto de esta comisión. No sé qué puede tener esto que ver con la financiación de mi partido”.

“Buena parte de los señores del PP acaban en la cárcel”

La sesión ha ido endureciéndose conforme pasaban las horas, hasta saltar por los aires en varios momentos en que la presidenta ha tenido que llamar al orden. Uno de ellos ha sido cuando Iglesias ha retado a la bancada del PP a acudir a los tribunales, aunque advirtiendo de que tuvieran cuidado, “porque a veces pasan por el juzgado y acaban esposados y en la cárcel”.

La afirmación ha rebelado a Aznar, que le ha increpado a un Iglesias que ha repetido esta frase hasta en tres ocasiones, aumentando el cariz de las acusaciones: “Buena parte de las veces”, ha remarcado. “Es tristemente habitual que buena parte de sus dirigentes políticos acaben esposados”, ha reiterado. “Presos del PP. En las cárceles por robar, don Luis”.

El órdago no ha quedado impune, y el senador del PP ha estallado en críticas contra el líder de Podemos, recordándole también su polémico chalet en Galapagar. “Es usted un falso. Ese discurso mezquino bolivariano, radical y, sobre todo, falso ya no le ha funcionado en Andalucía. Y mire que su compañero de allí sigue viviendo en La Viña y no como usted”, señalado Aznar, antes de recordar todos las polémicas del partido, desde al asistente de Pablo Echenique hasta el polémico piso de protección oficial de Ramón Espinar: “Es un partido donde su portavoz en el Senado compra una vivienda…”. “¡Pensaba que iba a decir una Coca-Cola!”, bromeó Iglesias, tratando de rebajar el tono a una sesión que ha saltado por los aires en sus últimos compases.