Política

Robles defiende el plan de inversión en Defensa: "Es una inversión militar y social"

logo
Robles defiende el plan de inversión en Defensa: "Es una inversión militar y social"

La ministra de Defensa, Margarita Robles. EFE

Resumen:

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este viernes que los 7.000 millones de inversión en actualización de material militar «son una inversión militar y social» ya que previsiblemente crearán 7.000 puestos de trabajo.

Robles se ha expresado así en una entrevista en Onda Cero recogida por Efe en la que ha subrayado la importancia del plan de inversión que tiene previsto aprobar este viernes el Gobierno en la reunión del Consejo de Ministros.

«Como consecuencia de esta inversión vamos a conseguir 7.000 empleos en lugares como Asturias o Galicia», ha subrayado Robles, quien ha destacado que el plan de renovación militar «era ya fundamental.

La ministra ha precisado que se trata de un plan de inversión a «10 o 12 años vista» y que contempla «gastos hasta el año 30 o 31» para proyectos como la construcción de fragatas en los astilleros de Navantia en Ferrol, la actualización del Eurofighter y la renovación de los vehículos de tierra del Ejército.

«Debemos trabajar por la seguridad de los 120.000 hombres y mujeres que trabajan en las Fuerzas Armadas», ha apuntado Robles, quien ha recordado la muerte de varios soldados españoles en Líbano porque su vehículo carecía de blindaje.

«Gasto social»

Las inversiones supondrán también un impulso importante y creación de puestos de trabajo en numerosas pequeñas y medianas empresas y para el sector tecnológico, por lo que «es gasto social y militar», ha dicho.

Por otra parte, Robles ha sido preguntada por si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, deberían celebrar un encuentro con motivo de la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona el próximo día 21 de diciembre.

Robles ha confiado en que ese día «haya normalidad democrática en Cataluña» y que la reunión del Gobierno pueda celebrarse con normalidad «en Sevilla, Barcelona o cualquier otra ciudad de España».

El problema, en su opinión, es que Torra «intenta tapar que hay malestar social y tapar su carencia de política poniendo el foco en 21» como parte de una «fuga hacia adelante insensata» del presidente de la Generalitat.