El aeropuerto de Gatwick, octavo en Europa por movimiento anual de pasajeros, permanece cerrado desde las nueve de la noche del miércoles por un sabotaje “deliberado” perpetrado con drones, que invaden el espacio aéreo del aeropuerto e impiden el despegue y aterrizaje de aviones. El colapso de Gatwick, que ha cancelado todas sus llegadas y salidas desde hace ya casi 20 horas, está provocando el caos en todo el Reino Unido.

Alrededor de las cinco de la tarde de este jueves, el secretario de Defensa del gobierno británico, Gavin Williamson, ha confirmado que el Ejército se desplegará en el aeropuerto para poner fin al incidente, aunque no ha dado detalles sobre el operativo.

El resto de aeropuertos del país están operando a máxima capacidad para tratar de dar salida al colapso, aunque la ya alta ocupación típica de estas fechas lo está impidiendo. Algunas compañías de ferrocarril y autobús están ofreciendo viajes gratis para los pasajeros afectados, que se agolpan a miles en las salas de espera del aeropuerto de Gatwick. Las autoridades aseguran “no tener idea” de cuando podrá volver a abrir el aeropuerto.

“Cada vez que estamos listos para reabrir, vemos otro dron”, ha declarado el jefe de operaciones de Gatwick a Sky News. Los incidentes entre drones y aviones son un problema cada vez más frecuente entre las incidencias aéreas y los choques pueden llegar a ser catastróficos de producirse en fases como el despegue o el aterrizaje. Interrumpir el normal funcionamiento de aeropuertos y vuelos es un delito en el Reino Unido penado con hasta cinco años de cárcel y la Policía está buscando a los responsables, toda vez que ya se da por seguro que se trata de una acción “deliberada” de la que se desconoce el origen.

Todos los vuelos con origen y destino en Gatwick están siendo cancelados.

Todos los vuelos con origen y destino en Gatwick están siendo cancelados.

Las autoridades se niegan de momento a emplear el término “terrorismo”, pero ya arrecian las críticas a los ministros responsables por la torpeza y la lentitud a la hora de gestionar el incidente. A última hora del miércoles se vieron dos drones volando cerca de las pistas y sobre ellas, pero desde entonces se han visto más. Los aparatos no han sido derribados porque las autoridades consideran que no se dan las circunstancias de seguridad necesarias. Pese a ello, hay francotiradores especializados en el aeropuerto.

Eurocontrol, la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea, actualiza periódicamente la situación pero no prevé que el aeropuerto pueda reabrir antes de las diez de la noche. Hasta el momento, ya se han visto afectadas por la situación más de 110.000 personas.

Gatwick es uno de los tres aeropuertos que sirven a Londres y fue el octavo aeródromo de Europa con mayor movimiento de pasajeros en 2017, superando los 45.5 millones. El primero es Heathrow, también en Londres, con 78 millones. En la lista aparecen Madrid Barajas en el sexto lugar (53,4 millones) y Barcelona El Prat (47,2 millones) en el séptimo.