La Generalitat de Cataluña ordenó este miércoles colocar a toda prisa la fotografía oficial de Quim Torra en todas las comisarías de los Mossos d’Esquadra en las que aún no estaba presente, lo que ha causado «sorpresa» entre muchos de los funcionarios por la urgencia pese a que el president lleva en el cargo casi siete meses y medio.

Quim Torra, con el lazo amarillo, en la imagen institucional colocada en las comisarías de los Mossos.

Quim Torra, con el lazo amarillo, en la imagen institucional colocada en las comisarías de los Mossos.

Delante de una bandera de Cataluña, Torra luce en esta imagen institucional el lazo amarillo que los independentistas han popularizado como gesto de solidaridad con los dirigentes secesionistas encarcelados de forma preventiva por su desafío a la Constitución. El símbolo aparece en la parte izquierda de su chaqueta, justo debajo del pin con el escudo de la Generalitat.

La orden se ha producido en vísperas de la reunión que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el jefe del Ejecutivo catalán mantendrán este jueves en el Palacio de Pedralbes y de la reunión que el Consejo de Ministros celebrará este viernes en Barcelona. La colocación del retrato de Torra en dependencias oficiales se produce también después de la visita del conseller de Interior, Miquel Buch, a Waterloo (Bélgica) para visitar a Carles Puigdemont.

Retrato de Carles Puigdemont colocado en una comisaría de los Mossos hasta hace unas fechas.

Agentes de la Policía Autonómica han mostrado a este diario su «sorpresa» y su «desconcierto» por las prisas por colocar la fotografía institucional del presidente de la Generalitat, dado el tiempo transcurrido desde que Torra asumió el cargo -el pasado 17 de mayo- y que el pasado verano en dependencias de los Mossos aún se mantenía la fotografía de Puigdemont.