Al menos 500 personas han muerto y más de 1.000 han resultado heridas en Indonesia tras el impacto de un tsunami en las playas del estrecho de la Sonda, que separa las islas de Sumatra y de Java, según ha informado según ha confirmado en su último balance el portavoz de la agencia nacional para la gestión de desastres, Sutopo Purwo Nugroho. De los fallecidos, al menos 92 han sido registrados en Pandeglang y 35 en Lampung Sur, informa Europa Press.

A finales del pasado septiembre otro tsunami dejó un balance de 840 muertos.

«Estamos recopilando informes del impacto que ha tenido el tsunami que ha golpeado el estrecho de la Sonda, en particular en las localidades de Serang, Pandegland y Lampung del Sur», ha establecido el portavoz de la agencia, Sutopo Purwo Nugroho, en declaraciones a la televisión indonesia Metro TV.

Cientos de hogares han resultado dañados como consecuencia de las olas, que han impactado la costa, como resultado de una erupción previa del volcán Anaka Krakatau, poco antes del amanecer en la región.

«El tsunami ha sido causado por la combinación de un alud submarino resultante de la actividad volcánica en Anak Krakatau y una marejada», ha afirmado el portavoz de la agencia de desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

Según un comunicado de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG), «el tsunami golpeó varias zonas del estrecho de Sunda».

Endan Permana, jefe de la Agencia de Mitigación de Desastres en Pandeglang, ha declarado a Metro TV que la Policía estaba asistiendo a las víctimas en Tanjung Lesung, una popular zona turística cercana a Yakarta, ya que los trabajadores de emergencia no habían llegado al lugar. «Hay muchos desaparecidos», ha asegurado Permana.