El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha advertido de que tendrá que destituir a consejeros y forzar una «crisis de Gobierno» en la Generalitat si se aprueban los Presupuestos de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados en contra de su criterio. El mensaje, dirigido a los dos partidos independentistas con representación en Madrid, es una amenaza directa a Esquerra Republicana de Catalunya, el partido que se ha mostrado más cercano al gobierno socialista en los últimos meses.

«Si eso pasa habrá una crisis de Gobierno, ciertamente», ha dicho Torra preguntado por la hipotética circunstancia de que ERC o el PDeCat votaran a favor de las cuentas de Sánchez en contra de la opinión del propio Torra, que desea así imponer su visión y por tanto la de Carles Puigdemont, sin conceder ninguna autonomía a los grupos parlamentarios que trabajan en el Hemiciclo.

«Desde la moción de censura no hay cheques en blanco porque continuamos teniendo presos políticos y exiliados y no hay ninguna propuesta sobre la autodeterminación», ha abundado Torra, que ha despreciado los gestos de diálogo del Ejecutivo de Pedro Sánchez. El presidente catalán se ha expresado así durante un coloquio organizado por el digital VilaWeb, en el que ha asegurado que «no preocupa ni un nuevo estatuto ni el presupuesto español sino la autodeterminación, porque eso es lo que mantiene presos políticos».

En las últimas horas, tanto ERC como el PDeCat han abierto la puerta a permitir la tramitación de los Presupuestos, aunque se mantienen el ‘No’ a su contenido mientras no se realicen «gestos» claros en referencia a Cataluña. Sin embargo, permitir el inicio de la tramitación parlamentaria permitiría ganar tiempo tanto a los partidos independentistas como al propio PSOE de cara, especialmente, al juicio contra los dirigentes actualmente en prisión preventiva.

Se plantea acudir al juicio como público

Sin embargo, las posiciones más radicales del PDeCat, encabezadas por Miriam Nogueras y próximas a los postulados de Torra y Puigdemont, rechazan siquiera que se permita ese inicio de tramitación, que defienden otras voces del partido como Ferran Bel o incluso David Bonvehí.

Sobre el juicio, Quim Torra ha dicho que valora acudir a las sesiones como público, aunque eso deberá decidirse a través de un debate en el seno del Govern. Además, el presidente de la Generalitat ha insistido en su idea de que todas las candidaturas independentistas deben concurrir juntas en las próximas elecciones municipales, especialmente en Barcelona, donde hasta el momento se conoce que habrá candidaturas de ERC, del PDeCat, de la CUP y de Jordi Graupera, elegido en las primarias independentistas organizadas por él mismo y por la ANC. Está por determinar el rol de la Crida Nacional de Puigdemont.