El acercamiento de presos de ETA continúa adelante. Instituciones Penitenciarias ha autorizado el traslado a cárceles próximas al País Vasco de tres nuevos presos de la banda. Se trata de Oier Goitia Abadía, que hasta ahora cumplía condena en la cárcel de Murcia II y que será acercado a la prisión de Burgos; Javier Atristain Gorosabel, que cumplía pena en Murcia II y que será ingresado en el centro penitenciario de Soria, y por último, Andoni Murga Zenarruzabeitia, quien pasará de estar encarcelado en la prisión de Texeiro de A Coruña a cumplir condena en la cárcel de Zuera, en Zaragoza, adonde ya han sido acercados varios presos de ETA en los últimos meses.

La medida supone un nuevo paso en la decisión de ir desarticulando la política de dispersión de los presos de la banda y que la semana pasada volvió a reafirmar el ministro del interior Fernando Grande Marlaska. Con estos tres nuevos acercamientos autorizados por instituciones penitenciarias ronda ya la veintena los traslados a centros penitenciarios próximos a Euskadi se han autorizado. La mayor parte de ellos se han hechos cuando los internos tenían cumplidas las tres cuartas partes de su condena y después de que hubieran admitido la legalidad penitenciaria vigente.

De los tres etarras ahora acercados el que cumple mayor condena es Andoni Murga Zenarruzabeitia, condenado a 25 años de cárcel por un delito de atentado, integración colaboración en banda armada, tenencia de explosivos y tráfico de armas. Ingresó en prisión el 18 de mayo de 1996. Murga formaba parte del ‘comando Sugoi’ junto con el etarra Fernando Alonso Abad, ex periodista de ‘Egin’ y amigo de éste y que le habría captado para formar parte del comando. Fueron condenados por la colocación de una bomba en una empresa, que no causó heridos pero sí grandes destrozos. A ambos se les acusó de preparar acciones encaminadas a presionar a empresarios para el cobro del llamado ‘impuesto revolucionario’. A Alonso Abad en el registro de su mesa llevado a cabo tras su arresto en la redacción del diario ‘Egin’ la policía le encontró una lista de empresas que por orden de ETA debían ser objetivo de sus acciones.

El segundo de los traslados, Javier Atristain Gorosabel está condenado a 17 años de prisión. Fue encarcelado el 4 de mayo de 2013, por lo que aún no ha cumplido las tres cuartas partes de su condena. Atristain se entregó a la policía francesa en Biarritz en marzo de 2010 tras haber huido de la Guardia Civil tras la detención de su compañero de comando, Ibai Beobide un mes antes en Guipúzcoa. La Audiencia Nacional le condenó por formar parte del ‘comando Imanol’ en 2005 y almacenar y ocultar material explosivo, detonadores y cartuchos de pistolas en un trastero.

Finalmente, Oier Goitia está condenado por deposito de armas y explosivos en un piso de Salamanca. Con este material ETA perpetró el atentado contra Juan Junquera, secretario de Política Científica en el año 2001. El atentado causó numerosos heridos, algunos de ellos de gravedad. Natural de Bilbao y con 43 años, Goitia formó parte del ‘comando Madrid’ entre los años 2000 y 2001. Fue detenido en Francia en 2010.