El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado este lunes que su partido prepara un nuevo acto multitudinario, como el que se celebró en Vistalegre el pasado 7 de octubre, que tendrá lugar en Barcelona el próximo 30 de marzo. En un evento dirigido por el diario La Razón, Abascal ha anunciado que «la España viva vuelve a Barcelona» porque «tienen muchas cosas que decir» en uno de los terrenos donde su implantación, actualmente, es menor.

Al mismo tiempo, las redes sociales del partido promocionaban ya este «nuevo Vistalegre», aunque sin dar detalles sobre la fecha o el lugar de celebración del evento. El partido ha sufrido escraches y agresiones por parte del independentismo radical durante sus últimas apariciones en Cataluña.

Abascal ha confiado durante todo el acto en un «gran resultado» para Vox en las elecciones generales del próximo 12 de abril, y ha asegurado que si el partido está «por encima del 12%» no tendrá ningún problema con la Ley d’Hondt ni con el reparto de escaños en las provincias más pequeñas. «Quizá sean otros los que tengan que preocuparse y queden últimos en muchas circunsripciones», ha dicho en referencia a Podemos. No obstante, Abascal ha abogado por reformar la ley electoral para virar hacia una circunscripción única.

El presidente de la formación derechista ha afirmado además que su partido es más «un fenómeno social» que «un fenómeno político» y ha aludido a la «transversalidad» del origen de sus votos, desde desencantados del PP hasta personas de la izquierda del mundo rural, además de su calado entre una bolsa de votantes jovenes. «Las redes sociales juveniles son el gran baluarte de Vox», ha dicho Abascal, con una mención específica para Instagram.