Política

Moreno anuncia que eliminará el impuesto de Sucesiones en Andalucía antes de junio

logo
Moreno anuncia que eliminará el impuesto de Sucesiones en Andalucía antes de junio
Discurso de investidura de Juanma Moreno en el Parlamento de Andalucía.

Discurso de investidura de Juanma Moreno en el Parlamento de Andalucía.

Resumen:

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha anunciado este martes que en abril o mayo se eliminará definitivamente el impuesto de Sucesiones y Donaciones, mediante una bonificación del 99 %, y ha mantenido que su «firme» compromiso es ir aplicando una bajada de impuestos progresiva.

Aunque no ha concretado la fecha, en una entrevista en la Cope, el líder de los populares en Andalucía ha asegurado que este impuesto pasará a la historia definitivamente en abril o mayo, a lo que seguirán otras medidas como la bajada de lRPF autonómico y del impuesto de Trasmisiones.

«Iremos bajando impuestos durante la legislatura pero hay que ir seleccionando porque esto tiene impacto en el presupuesto y la recaudación y eso hay que atenuarlo con más ingresos, que es en lo que estamos también trabajando», ha indicado.

Según Moreno, la cuentas en Andalucía «no son las más boyantes, las más óptimas», de hecho ha situado el déficit en sanidad en casi 1.700 millones y en educación en torno a 1.200, a lo que ha sumado «agujeros importantes» que hay que cubrir.

El dirigente popular ha sido muy crítico con la herencia del anterior Gobierno socialista, del que ha dicho que tenía instalada a la Junta en una «mentira institucional» y que ha sido «pésimo» gestor.

No obstante, ha explicado que poco a poco el actual Ejecutivo va cambiando la «inercia y el rumbo de 40 años» y ha sostenido que ahora en Andalucía «se puede invertir».

En sentido, ha precisado que hay importantes corporaciones multinacionales interesadas en invertir en Andalucía, cuya marca quiere recuperar para desvincularla de «irregularidades, chapuzas y corruptelas», lo que -a su juicio- ha afectado a la inversión.

Moreno ha apostado, igualmente, por llevar a cabo una desregulación normativa para acabar con la «maraña» de leyes que en algunos casos son «contradictorias», así como por reducir la burocracia para que la administración dé respuestas más ágiles.