El Gobierno no secundará la petición hecho el pasado miércoles por el Senado en la que instaba al Ejecutivo a no aceptar el catálogo de competencias pendientes presentado por Euskadi y para el que Sánchez y Urkullu pactaron un calendario de ejecución en tres fases. Según el cronograma negociado, el Estado cedería 33 materias al País Vasco en cumplimiento del Estatuto de Gernika, entre ellas la gestión de las prisiones. El pasado día 20 PP vasco impulsó en la Cámara Baja una moción para llamar a frenar tal acuerdo por considerar que se trataba de un catálogo de materias pendiente fruto de una lectura “exclusivamente nacionalista” del Estatuto vasco. Añadía además que la negociación en marcha supone un riesgo para los “mandatos constitucionales de cooperación, coordinación, igualdad y solidaridad territorial”.

La aprobación de la moción –con el apoyo del PP, UPN, Ciudadanos y Foro Asturias- suscitó un profundo rechazo de todos los partidos en el País Vasco, que arremetieron contra el PP por lo que consideraron que es un ataque al Estatuto de Gernika. El Gobierno de Pedro Sánchez y el Ejecutivo de Urkullu conversaron días después para contrastar si la moción podría alterar los acuerdos alcanzados, “y nos confirmaron que su voluntad era tan firme y decidida como al principio”: “Nos dijeron que el Gobierno hasta las elecciones está en plena posesión de su facultades y competencias y que nada le impide llevar a cabo las transferencias”, ha asegurado hoy Josu Erkoreka.

El Gobierno vasco recibirá esta semana el borrador de las competencias y que confía en aprobar antes del 28-A

Hoy el Ejecutivo vasco ha señalado que el ministerio de Política Territorial se reafirmó en el acuerdo y negó que lo respaldado en el Senado alterase los planes del Gobierno. Muestra de ello es que esta misma semana el Ministerio de Meritxell Batet remitirá siete borradores de otras tantas competencias en lo que supone un nuevo paso en la negociación para que su transferencia a Euskadi pueda formalizarse antes de finales de abril. Se trata de las materias incluidas en el primer bloque de las 33 materias pendinetes para ceder a lo largo de este año.

«Comunicación fluida»

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka ha informado de que la recepción de los borradores podría producirse “en las próximas horas” y que tras lo aprobado en el Senado “la comunicación sigue siendo fluida y constante” con el Ejecutivo de Sánchez para avanzar en la negociación. Se trata de materias menores como la competencia sobre la legislación de productos farmacéuticos, el seguro escolar algunas líneas de cercanías y Feve o los centros de estudios de obras públicas, entre otras.

El consejo de Gobierno de Urkullu ha aprobado hoy una declaración en la que califica de “desleal intento de instrumentalización” por parte de la denominada ‘Cámara de representación territorial” para frenar el proceso de transferencias. Señalan que este movimiento responde a “intereses partidarios coyunturales”. Recuerdan que el Estatuto de Gernika es una ley orgánica y una norma básica que continúa incumplida 40 años después de su aprobación.

El Gobierno de Urkullu aprueba una declaración contra el «desleal intento de instrumentalizar el Senado»

Rechazan “rotundamente” que, como se ha apuntado por quienes han apoyar el veto a la cesión de materias, el calendario acordado entre Euskadi y el Estado “responda a una “lectura exclusivamente nacionalista”. Erkoreka ha recordado cómo en 1993 fue el propio PP vasco quien apoyó el catálogo de materias pendientes que entonces se elaboró y del que ahora sólo se ha procedido a una “actualización”.

El Gobierno vasco recuerda que muchas de las materias que se han incluido ya han sido transferidas a otras comunidades autónomas, lo que iría en contra de esa supuesta consideración “nacionalista” del listado pactado. También subrayan que la reclamación de la competencia de prisiones viene avalada por dos preceptos del Estatuto de Gernika –artículo 10.14 y el 12.1-, con un contenido nítido, clarísimo”.

Erkoreka ha recordado cómo el PP vasco en 1993, cuando el Parlamento Vasco aprobó el catálogo de materias pendientes de transferir –y ahora actualizado- lo hizo “con la adhesión entusiástica de su portavoz, Leopoldo Ezequiel María Barreda de los Ríos” y que lo hizo además con “frases elocuentes reivindicando la coautoría del documento”.