La Generalitat cree que Mariano Rajoy ha vuelto a demostrar ante el Tribunal Supremo su incapacidad para gestionar la crisis catalana y su rechazo al diálogo. «Hemos vuelto a ver al Señor No» ha asegurado el conseller de Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, que ha sido el responsable de responder hoy a la intervención de Rajoy como testigo en el juicio del procés. Una intervención en la que el ex presidente ha defendido la aplicación del 155 y su defensa de la soberanía nacional durante los hechos de otoño de 2017.

“Rajoy ha vuelto a negar que hubiera un referéndum, que hubiera uso de la fuerza» ha señalado Bosch, quien ha recriminado al ex presidente español su rechazo al diálogo. “Hemos vuelto a ver al Señor No, que siempre ha rechazado el diálogo y que explica, en buena parte, la situación en la que nos encontramos”, ha explicado el conseller, quien ha visto en esta declaración la demostración de que «las decisiones adoptadas durante su mandato contra el independentismo nacían de su incapacidad para resolver un problema político».

Bosch ha considerado que la declaración de Rajoy demuestra además que se trata de un juicio político «que quiere resolver en los tribunales lo que no se ha sabido resolver en la mesa de negociación» y ha señalado al ex presidente del Gobierno como el «principal responsable de la acción represiva de Estado el 1 de octubre del 2017,» por, a su juicio «anteponer la fuerza al diálogo».

Todo el mundo «vio la represión y la brutalidad policial contra los votantes de todas las edades. Negarlo es obviar la realidad» ha denunciado el conseller que ha reclamado «superar la judicialización de la política y apostar por una solución basada en el diálogo» lo que para su partido, Esquerra, significa el sobreseimiento de la causa contra los líderes del referéndum y el proceso independentista.