Ciudadanos ya ha comenzado a trabajar en la supresión de los aforamientos en Andalucía y este mismo martes el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, llevará la propuesta al Consejo de Gobierno para elaborar la proposición de Ley. Así lo ha avanzado este lunes en Málaga junto al presidente del partido, Albert Rivera, quien ha aplaudido los avances del gobierno andaluz en materia de regeneración en sus primeras semanas de ejercicio.

La formación naranja ya incluía esta medida en el pacto de investidura firmado con Susana Díaz en la pasada legislatura, pero el documento elaborado quedó finalmente en un cajón y fue lo que causó la ruptura del acuerdo por parte del partido de Juan Marín, que argumentaba que los socialistas no estaban dispuestos a cumplir con este compromiso. Ahora, con Ciudadanos en el Gobierno, se llevará esta medida para la revisión del Consejo y su debate y aprobación en la Cámara andaluza. «Hemos pasado de los que blindaban a Chaves y Griñan a los que queremos suprimir esos beneficios», ha presumido el líder de la formación.

Ciudadanos ya incluía esta medida en el pacto de investidura firmado con Susana Díaz en la pasada legislatura

Marín también ha anunciado la puesta en marcha de una ley que proteja a los denunciantes de corrupción. Ambas medidas forman parte del documento de 21 puntos firmado con el PP andaluz para trabajar en los primeros cien días de gobierno conjunto. «Habrá que votar en el Parlamento andaluz y si soy presidente de España habrá que votar también en el Congreso de los Diputados«, ha anunciado Rivera tras la intervención de Marín.

En el acuerdo firmado por PP y Ciudadanos en Andalucía se recoge la aprobación de un proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía para la supresión de los aforamientos del presidente de la Junta, de los miembros del Consejo de Gobierno y de los diputados del Parlamento de Andalucía en los términos que actualmente se encuentran regulados para acabar con tales fueros y privilegios.

Estas dos medidas anunciadas este lunes por Marín también serán incorporadas al proyecto de Ciudadanos a nivel nacional si Rivera llega al Gobierno, tal y como ha adelantado el líder del partido. Su «compromiso», ha recalcado, es presentar en el Congreso, en los primeros cien días de gobierno, una ley para «suprimir los aforamientos a nivel nacional». Asimismo, ha expresado su intención de «liderar la protección de los denunciantes» de corrupción, después de que la proposición de ley que planteó Cs en la Cámara Baja haya decaído al disolverse las Cortes antes de los comicios del 28 de abril.

Según ha señalado, estas dos cuestiones «van a ser una prioridad» para el hipotético Ejecutivo de Ciudadanos, marcando una diferencia respecto a «los que han querido proteger a los corruptos».

En su opinión, eso es lo que hizo el PP cuando gobernaba Mariano Rajoy y lo que ha hecho el PSOE con Pedro Sánchez en la Moncloa, al no aprobar la supresión de los aforamientos políticos en esta legislatura. Además, «en Andalucía y otras comunidades hemos visto cómo el PP y el PSOE perseguían a los denunciantes de corrupción», ha afirmado.