La diputada socialista en el Congreso de los Diputados Soraya Rodríguez ha tramitado este miércoles su baja como militante del PSOE. La vallisoletana ha justificado su decisión en las discrepancias que la alejan de la línea política marcada por Pedro Sánchez, y en especial en su aproximación al tratamiento del desafío independentista en Cataluña.

La noticia, adelantada por la prensa regional y confirmada por el partido, supone el alejamiento definitivo de Rodríguez con la formación. Ya se había confirmado que no iría en las listas al Congreso por Valladolid y sus críticas a la figura del relator le costaron el cargo como vicepresidenta de la Delegación española en el Consejo de Europa.

En una carta dirigida a la presidenta provincial del partido, cuyo contenido adelanta El Norte de Castilla, Rodríguez subraya “la discrepancia profunda que mantengo con la dirección del partido en relación a su política con el independentismo catalán” y asegura no poder “compartir que la mayoría de la moción de Censura, que ha sostenido al gobierno durante los últimos ocho meses, sea una posibilidad viable de conformar una mayoría parlamentaria razonable para sostener a un gobierno socialista”.

En la misiva, Rodríguez expresa el “deseo” de que “tras los resultados electorales del 28 de abril el PSOE no reedite la mayoría de la moción de censura para obtener una investidura”.