Tres dirigentes de Ciudadanos se han defendido, a las puertas de su sede en Madrid, de las protestas de un grupo de feministas.

Media docena de activistas han gritado este viernes consignas contra la gestación subrogada y diciendo que el feminismo que defiende este partido no las representa.

Justo después de que el presidente de Cs, Albert Rivera, hiciera una declaración ante los medios con motivo del 8 de marzo junto a varias dirigentes del partido, un grupo de jóvenes han empezado a corear lemas en la entrada de la sede, en la calle Alcalá.

«Vuestro feminismo no nos representa» es la frase que más han repetido, criticando así el «feminismo liberal» que reivindica Ciudadanos y cuyos principios ha plasmado en un manifiesto, informa Europa Press.

También han censurado las propuestas de Cs de regular la gestación subrogada y la prostitución con lemas como «No somos las vasijas para vuestras hijas» o «Mi cuerpo no se compra, mi cuerpo no se vende», y han defendido el aborto «libre, seguro y gratuito».

Están criticando algo que ni siquiera se han leído», han replicado tres miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos

Al oír los gritos, han salido a la puerta Melisa Rodríguez, Marta Rivera y Patricia Reyes, miembros de la Ejecutiva de Cs, para tratar de rebatir sus argumentos, tras lo cual se ha producido un acalorado debate entre ambas partes durante varios minutos.

Según ha explicado luego Rodríguez a los periodistas, les han preguntado a las activistas si se habían leído el manifiesto de «feminismo liberal» de la formación naranja y la proposición de ley sobre la gestación subrogada.

«Están criticando algo que ni siquiera se han leído», ha dicho. Además, les ha recriminado que defiendan la libertad de la mujer de decidir pero «solo en lo que ellas quieran».

Poco después, otro grupo de mujeres que se dirigían a una concentración por el 8-M se han parado frente a la sede del partido y, con tono más amable, han coreado distintos lemas feministas.

«Que nos detengan, que somos feministas, malvadas progresistas, y no nos pueden controlar», ha cantado el grupo, formado por varias estudiantes de tercero y cuarto de ESO de un instituto cercano, acompañadas por sus profesoras.