Política

La estrategia de Trapero: declarará en el Supremo para defenderse de la rebelión

El mayor de los Mossos está decidido a responder a las preguntas que se le formulen el jueves en el Alto Tribunal pese a estar pendiente de juicio por hechos similares en la Audiencia Nacional.

logo
La estrategia de Trapero: declarará en el Supremo para defenderse de la rebelión
El ex mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por un posible delito de sedición.

El ex mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por un posible delito de sedición. EUROPA PRESS

Resumen:

La sombra del mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero planea sobre el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo desde hace días. No está siendo juzgado por la Sala que preside el magistrado Manuel Marchena pero su nombre se repite una y otra vez dentro del majestuoso Salón de Plenos del Alto Tribunal.

De ahí, que según ha podido saber El Independiente, Trapero haya decidido declarar el próximo jueves a las 16:00 horas en el juicio del ‘procés’ para defenderse así de la acusación de rebelión que pesa contra él ante la última instancia jurisdiccional de nuestro país.

La sombra del mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero planea sobre el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo desde hace días. No está siendo juzgado por la Sala que preside el magistrado Manuel Marchena pero su nombre se repite una y otra vez dentro del majestuoso Salón de Plenos del Alto Tribunal.

De ahí, que según ha podido saber El Independiente, Trapero haya decidido declarar el próximo jueves a las 16:00 horas en el juicio del ‘procés’ para defenderse así de la acusación de rebelión que pesa contra él ante la última instancia jurisdiccional de nuestro país.

El mayor de los Mossos se enfrenta a una petición de once años de cárcel por parte de la Fiscalía de la Audiencia Nacional por un delito de rebelión. Está acusado de poner al Cuerpo de Mossos a disposición del Govern y su desafío independentista. Sin embargo, esta condición de procesado le otorgaría el derecho a no declarar en la vista oral del Supremo pese a haber sido citado en condición de testigo. Trapero está ahora dispuesto a contar “su verdad” de lo que sucedió en los días previos a la celebración del referéndum ilegal del 1 de Octubre.

Es una “estrategia de defensa arriesgada” pero el ex jefe de los Mossos sabe que si consigue neutralizar las acusaciones de rebelión en el Supremo esto le abrirá el camino ante la Sala de lo Penal de la Audiencia y ampliará las posibilidades de que la futura sentencia que dicte este tribunal no sea dura contra él. Al contrario, si es derrotado por las acusaciones –la Fiscalía, Abogacía del Estado o acusación popular Vox- su declaración en el juicio de la Audiencia se verá condicionado por sus palabras en el Alto Tribunal.

Lo cierto es que en últimas sesiones del juicio del ‘procés’, altos mandos de la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d’Esquadra han aludido a la actuación Trapero durante el desafío independentista.

La reunión con Puigdemont, Junqueras y Forn

El coronel Diego Pérez de los Cobos declaró la semana pasada que Josep Lluís Trapero vio como una “injerencia” que se le nombrara coordinador del dispositivo policial para el referéndum. Esta tesis también la suscribieron en la vista oral el jefe de la Policía Nacional el 1-O en Cataluña, Sebastián Trapote, y el teniente general de la Guardia Civil Ángel Gozalo, jefe de zona en Cataluña cuando se celebró la consulta ilegal.

Asimismo, el jefe de Planificación de los Mossos el 1-O, Emili Quevedo, desveló este lunes que el mayor pidió personalmente al ex presidente Carles Puigdemont que desconvocara la cita con las urnas. Lo hizo -sin éxito- en una reunión el 26 de septiembre de 2017. Aquella cita, según sus palabras, “no fue bien”.

Dos días después se produjo otra reunión, ésta en el Palau de la Generalitat, donde el que fuera jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos d’Esquadra Manuel Castellví también instó a Puigdemont, al ex vicepresidente Oriol Junqueras y al ex consejero de Interior Joaquim Forn a no celebrar el referéndum del 1 de Octubre.

Castellvì sostuvo que en aquella reunión, a la que también asistió Trapero, desde el Cuerpo de Mossos d’Esquadra se transmitió a los máximos responsables del Govern que la jornada del 1-O podía acabar con una “escalada de violencia”. La respuesta de Puigdemont fue que la Generalitat debía seguir adelante con el mandato del pueblo.

Josep Lluís Trapero declaró en dos ocasiones en la Audiencia Nacional – el 6 y 16 de octubre de 2017- y en ninguna de sus dos comparecencias mencionó aquellas dos citas de suma importancia para saber cuál fue la postura de la policía autonómica catalana frente a la Generalitat.  El jueves se conocerá al fin su versión sobre las mismas en el Supremo.