La portavoz parlamentaria del PP, Dolors Montserrat, a la que todos daban por segura cabeza de lista por Barcelona para las elecciones generales, puede verse desplazada por un fichaje sorpresa que se estaría cerrando en estos momentos, según ha podido saber El Independiente. El salto de la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a la arena política nacional llevó a un replanteamiento para una lista compleja para el PP en un territorio muy difícil para ellos.

El perfil de la persona contactada es similar al del empresario Josep Bou para la alcaldía de Barcelona con la intención de pillar con el paso cambiado al resto de los partidos y tras la negativa de Pablo Casado a sumarse a la plataforma electoral de Manuel Valls, opción por la que sí apostaban destacados dirigentes del PP catalán . Otra cosa es el resultado que Bou vaya a conseguir en los comicios locales del 26 de mayo.

Para las generales, el PP prevé sacar por esta circunscripción entre dos y tres escaños de los cuatro que tiene actualmente. Pero lo más llamativo de la operación de Génova es que desplazaría de la cabeza de candidatura barcelonesa a la portavoz del Grupo Popular en el Congreo de los Diputados, Dolors Montserrat, a la que todo el partido daba como segura en esa lista.

Monserrat podría ir de «número dos» o saltar a la candidatura madrileña tras el propio Pablo Casado. Este es uno de los encajes de última hora de los que la dirección del PP está pendiente antes de dar a conocer a los cabezas de lista que se pretende anunciar todas al mismo tiempo. Ente los populares se ha desatado una guerra de nervios ante el silencio de Génova. Los números uno quieren empezar a hacer campaña de inmediato mientras que las escaramuzas y las peleas se suceden entre el resto por ir en puestos seguros de salida.