El PP propone en la ley de apoyo a la maternidad que quiere aprobar si llega al Gobierno tras las elecciones del 28 de abril que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular y vayan a dar a un hijo en adopción no puedan ser expulsadas mientras dure el proceso.

Se trata de una medida que, según han explicado fuentes populares, se aplica en la Comunidad de Madrid y que el partido quiere ampliar al ámbito nacional.

Fuentes del partido han insistido en que se trata de evitar por razones humanitarias que se utilicen datos que hay que facilitar en un proceso de entrega en adopción como excusa para tramitar un expediente de expulsión.

La propuesta es ampliar a toda España una medida que ya funciona con éxito en Madrid, pero, prosiguen, el PP en ningún caso propone no expulsar a mujeres en situación irregular a cambio de que entreguen a sus hijos en adopción, algo que las citadas fuentes tachan de “literalmente una barbaridad”, informa Efe.

Todas las mujeres, estén en la situación que estén, legal o ilegal, gozarán de las mismas garantías, protección, derechos y ayudas en caso de dar a su bebé en adopción, explican las fuentes en relación con esta propuesta.

Se trata de una medida que se aplica en la Comunidad de Madrid y que el partido de Casado quiere ampliar al ámbito nacional

Esta medida no impide que una vez finalizado el proceso de adopción, si prosigue la situación irregular de la mujer, pueda ser expulsada por cualquier otro motivo recogido en la ley.

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció el pasado 9 de marzo que promoverá una ley de apoyo a la maternidad en caso de que gobierne, en la que apostará por la “cultura de la vida” con medidas fiscales, económicas y de apoyo a la familia.

El anuncio tuvo lugar durante la clausura de la Convención Nacional sobre Familia e Igualdad, celebrada en la Universidad Politécnica de Cartagena.