El mercado de fichajes está desatado, especialmente en el centro-derecha: el PP captando periodistas, Vox a generales y Ciudadanos pescando entre populares, socialistas y la sociedad civil. Y las incorporaciones siguen. Según ha sabido El Independiente, la formación naranja negocia con el líder de UPyD Cristiano Brown su inclusión en las listas a las Elecciones Europeas de 2019.

El pasado 16 de febrero se confirmaron las negociaciones entre UPyD y Ciudadanos para ir juntos a las elecciones. La primera formación quedó fagocitada por la segunda tras los comicios europeos de 2014, aunque según anunciaron sólo un mes atrás, UPyD seguirá manteniendo sus siglas pese a confluir. «Estamos negociando, no hay nada cerrado aún», ha sido la escueta respuesta de Brown a preguntas de este diario.

El pasado febrero se confirmaron las negociaciones entre UPyD y Cs para ir juntos a las elecciones

Desde 2014, el partido magenta que en su día liderara Rosa Díez ha deambulado políticamente, con escasos cargos electos y militantes, y viendo cómo algunos de sus nombres de peso cambiaba de siglas. Irene Lozano cambió el magenta por el rojo del PSOE y otros tantos hicieron lo propio con el naranja de Ciudadanos. El actor Toni Cantó, Ignacio Prendes o Alexis Marí son solo algunos de ellos.

Ahora, los pocos que permanecen a UPyD trabajarán junto a Ciudadanos aunque sin cambiar de partido, al menos por el momento. La formación magenta ya confirmó su incorporación a la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona. También la eurodiputada Maite Pagazaurtundúa repetirá como candidata al Parlamento Europeo en la lista de Ciudadanos. La novedad sería Brown, que en la actualidad es concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Las Rozas (Madrid).

La Ejecutiva magenta avaló el pasado mes de febrero que Brown, Pagazaurtundúa y el filósofo y cofundador de UPyD Fernando Savater hicieran equipo y entablaran negociaciones con otros partidos «de centro». La propuesta fue refrendada por el 86% de los votos y abría la posibilidad de futuros pactos electorales con Ciudadanos de cara a las próximas elecciones generales del 28 de abril, pero también a las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo.

Brown acude este jueves a Bruselas, donde se verá con las delegaciones de ambos partidos

Entonces, el propio Brown destacaba la «necesaria» unión de los partidos de centro para «frenar a los nacionalistas y a los populistas de izquierda y derecha», tanto en España como en Europa. «En un momento en el que los extremismos quieren enfrentarnos y dividirnos entre dos bandos irreconciliables, queremos dar una opción de voto a todos los españoles que apuestan por el progresismo y la sensatez», señalaba.

El líder de UPyD precisó tras la votación que estos posibles acuerdos no supondrían la obligación a los actuales miembros de la formación política a renunciar a su partido, al mismo tiempo que defendía la necesidad de explorar acuerdos «que sean lo más beneficiosos posibles para ambas formaciones y, sobre todo, para España y Europa».

Precisamente Cristiano Brown acude este jueves a Bruselas. Allí se verá con las delegaciones de ambos partidos para la presentación de Team Europe, una iniciativa de ALDE (la familia liberal europea en la que se integran UPyD y Ciudadanos) para presentar a personalidades de los 27 estados miembros como candidatos en diferentes circunscripciones nacionales. Ahí se espera cerrar el fichaje de Brown. En los comicios comunitarios se eligen 59 eurodiputados, cinco más que en 2014 debido a que las elecciones no se celebran en Reino Unido por el Brexit.

Intereses económicos más que electorales

Del lado naranja, las fuentes implican al secretario de Organización Fran Hervías y al candidato a la Eurocámara Luis Garicano en las conversaciones. Más allá de intereses electorales, desde Ciudadanos apuntan a otros motivos para esta confluencia europea. «Hay una cuestión de espacios electorales y de subvenciones económicas», explican. «UPyD tenía cuatro eurodiputados. Ciudadanos, dos. No es lo mismo contar con recursos para seis cargos electos que para dos», subrayan conocedores de los entresijos.

Si Cristiano [Brown] va de candidato por Las Rozas, Ciudadanos se rompe”

Por ambas delegaciones ha pasado un huracán en esta legislatura: de UPyD solo queda Maite Pagaza -hermana del asesinado por ETA Joseba Pagazaurtundúa- tras la salida de Beatriz Becerra y la expulsión de Enrique Calvet (quien coquetea con Vox y ha apadrinado recientemente uno de sus actos en Bruselas).

Teresa Giménez Barbat, la última en llegar, es próxima a Ciudadanos. Dimitieron el candidato en 2014 Francisco Sosa Wagner y Fernando Maura, hoy diputado nacional por Ciudadanos. Por su parte, en Ciudadanos Javier Nart es leal a la cúpula de Albert Rivera mientras que Carolina Punset abandonó el partido en octubre pasado, cargando contra la «deriva machista y ultraliberal» de la formación. Punset igualmente visitó a Carles Puigdemont en Waterloo.

Otras voces confirman las conversaciones pero aportan una razón distinta: las rencillas en el municipio de Las Rozas (uno de los más ricos de España) entre Ciudadanos y UPyD. «Si Cristiano [Brown] va de candidato por Las Rozas, Ciudadanos se rompe», aseguran. También entre miembros del partido rosa en Las Rozas hay quien ya avanza que Brown no repetirá como concejal portavoz los próximos cuatro años.