La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han trasladado un mensaje de “ánimo” al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de cara a las elecciones generales del 28 de abril, durante la cumbre europea que les ha reunido este jueves y viernes en Bruselas, según han informado fuentes de Moncloa.

El presidente del Gobierno ha tenido un encuentro bilateral con la canciller alemana este viernes a primera hora de la mañana, antes del arranque del segundo día de Consejo europeo, y el jueves tuvo una charla con Macron durante un receso en la cena, después de que el encuentro formal que tenían previsto se anulara al complicarse las negociaciones de la prórroga del Brexit.

Según fuentes gubermanentales, en ambos casos, los dirigentes europeos han tenido “breves palabras de ánimo” y “aliento” a Sánchez de cara a las próximas elecciones generales, durante unas conversaciones en las que sobre todo abordaron el futuro del proyecto europeo. Moncloa insiste en que tanto Merkel como Macron se sienten “cómodos” con Sánchez pese a ser de distintas familias políticas porque cuando se encuentran en Bruselas “son de la misma familia europeísta”.

Desde el Gobierno achacan este entendimiento a que España ha contribuido de manera “importante” a los debates sobre el proyecto europeo desde que Sánchez asumió la presidencia del Gobierno, a pesar de que han sido “diez meses complicados”.

Sánchez no trató ni con Merkel ni con Macron la revisión de las normas europeas en materia de competencia

El auge de las fuerzas populistas y de ultraderecha en las próximas contiendas electorales es una preocupación “muy grande” en “toda” Europa y ha salido a colación durante las conversaciones de Sánchez con sus homólogos francés y alemana, aunque no han mencionado “siglas” ni el caso concreto de Vox en España, porque la reflexión se ha dirigido al conjunto de la UE.

Sin embargo, y a pesar de tratar los próximos retos de la agenda europea, Sánchez no trató ni con Merkel ni con Macron la revisión de las normas europeas en materia de competencia que promueven París y Berlín -y que no gusta a España-, tras el veto de Bruselas a la fusión de los gigantes Siemens y Alstom. Sánchez también se reunió el jueves para intercambiar impresiones sobre el Brexit con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien se vio en bilateral con ocho de los 28 de manera consecutiva para preparar la Cumbre, así como con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

Además de su reunión bilateral con Merkel, este viernes se ha visto a Sánchez hablar de manera distendida con la propia canciller, con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y con el primer ministro portugués, Antonio Costa, entre otros, mientras esperaban en la sala de reuniones del Consejo a que diera comienzo la segunda jornada de cumbre.