Política Antes del 1-O

Un comisario de Policía relata el creciente "clima de desconfianza" hacia los Mossos por el 1-O

El presidente del tribunal que juzga el procés, Manuel Marchena, junto al magistrado Juan Ramón Berdugo.

El inspector jefe de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional en Cataluña, Juan Manuel Quintela, ha descrito este martes en el juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo cómo en los días previos a la celebración del referéndum ilegal del 1-O fue creciendo “el clima de desconfianza” hacia los Mossos d’Esquadra.

El testigo ha explicado que esa desconfianza iba creciendo porque “escuchábamos reiteradas manifestaciones públicas de los responsables de Interior diciendo que los Mossos cumplirían la ley y permitirían la votación el 1-O”. Además, ha puesto como ejemplo las declaraciones del jefe de Mossos del Camp de Tarragona que dijo textualmente que “el 1-O haremos lo que la Generalitat nos diga”.

Asimismo, el comisario de Policía relató cómo la no actuación de los Mossos durante los 29 y 30 septiembre y a primera hora del día 1 de octubre “llevó a nuestros superiores a optar por la sustitución” de los agentes.

Quintela, que ha sido sometido a un extenso interrogatorio por parte tanto de las acusaciones como defensas, ha puesto de relieve que tanto el cuerpo de Policía como el de Guardia Civil tenían la “certeza” de que la jornada del referéndum iba a ser “muy complicada”.
“Cuando llegaron a los colegios ya estaban tomados. El binomio de Mossos que mandaron era insuficiente y los colegios abrieron como cualquier jornada electoral normal”, apostilló.

«Dejadles votar»

El testigo ha destacado que el cuerpo se topó con la «oposición de los Mossos d’Esquadra» a su actuación frente al 1-O en el centro Escolas Pies de Sant Antoni, uno de los colegios de Barcelona que acogieron urnas. Según el jefe de la Brigada de Información, en esa escuela, el responsable del servicio de los Mossos d’Esquadra se plantó en la puerta del centro educativo, «brazos en cruz», y «trató de impedir» la entrada de los funcionarios de la Policía Nacional mientras les gritaba «dejadles votar».

“Había grupos de gente, una masa importante que sí hacia una resistencia, había unas primeras barreras, luego gente que apoyaba esa muralla y gente en el interior que cuando nuestros efectivos lograban penetrar en el colegio tenían que vencer su resistencia. Eso fue así en la mayoría de los centros. La mayor resistencia era a la hora de entrar y especialmente a la hora de salir con el material”, dijo el testigo ante la atenta mirada del tribunal que preside Manuel Marchena. Juan Manuel Quintela cifró en 72 el número de agentes que resultaron heridos el 1-O.

«Ahí van los piolines»

Además, el agente se ha referido a los seguimientos que los Mossos hicieron a sus agentes después de que el Centro de Coordinación de los Mossos (Cecor) ordenara dar el día del referéndum las posiciones de las patrullas de Policía y Guardia Civil. El comisario hizo referencia a un informe de la Audiencia Nacional donde se detalla este extremo.

Ya en la sesión de la tarde testificaron los agentes de la Guardia Civil que el día 2 de octubre de 2017 vivieron un incidente en Lérida cuando dos miembros de los Mossos los insultaron y les dijeron en tono despectivo “mira, ahí van los piolines” mientras les aplaudían como burla.

Según el testimonio de los miembros del Instituto Armado, cuando los seis miembros de la Guardia Civil, que iban vestidos de paisano, se acercaron a los del cuerpo de Mossos d’Esquadra estos se apresuraron a quitarse sus números de identificación. «La situación me puso un poco nervioso por el hecho de que los garantes del orden público estuvieran alterando el orden», relató uno de los guardias civiles.

Sin embargo, la versión que dio un miembro de los Mossos  en la vista oral este martes fue radicalmente distinta. Ellos estaban custodiando la sede del PP en Lérida cuando vieron acercarse a un grupo de «cinco personas» que les miraron «fijamente» y al pasar a su lado su compañero mencionó «en voz baja en una conversación privada» que «estos podrían ser ‘piolines'».

Comentar ()