Política

Puigdemont dijo a los Mossos que declararía la independencia si había incidentes violentos el 1-O

El comisario de Mossos Ferrán López asegura que el 28 de septiembre Puigdemont, Junqueras y Forn adoptaron una "postura monolítica" y desoyeron sus peticiones para que se desconvocara el referéndum ilegal del 1-O.

Ferran López declara en el Tribunal Supremo.

Ferran López declara en el Tribunal Supremo. EP

El que fuera jefe de los Mossos d’Esquadra con la aplicación del artículo 155 Ferrán López ha declarado este miércoles en el Tribunal Supremo que el 28 de septiembre de 2017 la cúpula de la policía autonómica catalana se reunió con el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el ex vicepresidente Oriol Junqueras y el ex conseller de Interior Joaquim Forn para mostrarles «su honda preocupación» por la «situación crítica» que podía producirse en las calles el día del referéndum ilegal del 1-O.

Ferrán López, en el juicio del ‘procés’, ha explicado que en aquel encuentro, celebrado a petición del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, «era más que seguro que el 1 de octubre iba a haber incidentes cuya naturaleza desconocíamos, el clima de polarización de los dos bandos llevaba a una situación crítica el 1-O».

«Era evidente que de una forma u otra iba a haber incidentes. Era más que probable» de ahí que los Mossos, asegura el comisario, pidieran al Govern que desconvocara el mismo y cumplieran el mandato judicial del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el Tribunal Constitucional.

En aquella reunión, Ferrán Lopez ha puesto de manifiesto que la respuesta hallada por parte de la Generalitat era que había una «voluntad política» a favor de la consulta pese a las advertencias de Mossos y pese a la prohibición de celebración por parte del Tribunal Constitucional «ellos iban a seguir adelante con la convocatoria del referéndum». Además, ha relatado al final del encuentro el president Puigdemont dijo a los Mossos que si el escenario con incidentes que ellos preveían para el 1-O se producía ellos «declararían la independencia en ese momento».

Una postura monolítica

«Era una frase difícil de olvidar. No sabíamos si era una boutade. Lo único que hacía era reafirmar que el 1 de octubre nos encaminábamos a un escenario de serias dificultades que, a pesar de todo, se quiso transitar», recalcó el agente de la policía catalana. «Salimos de allí convenido de que íbamos a un escenario conflictivo», agregó a preguntas del fiscal Javier Zaragoza.

El comisario que ha calificado aquel encuentro de «tenso» y «sin precedentes» ha añadido que Puigdemont, Junqueras y Forn mostraron aquel 28 de septiembre una «postura monolítica» donde «no hubo discrepancias ni divergencias».  Además, el testigo ha explicado que los Mossos solicitaron que asistiera aquel encuentro la entonces presidenta del Parlament Carme Forcadell por “una cuestión de legalidad” a falta de dos días para la celebración del referéndum. Forcadell, en cambio, no asistió a la misma.

El testigo añadió que aquel día los Mossos también trasladaron a los máximos dirigentes del Govern su malestar por las manifestaciones públicas realizadas por los ex conseller Forn y Jordi Turull a favor de la celebración del reférendum y señalaban que  la Policía catalana facilitaría la celebración del mismo y no permitiría la presencia del coordinador del 1-O, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

No obstante, Ferrán López ha subrayado en distintas ocasiones a lo largo del interrogatorio que Forn no intervino para nada en la planificación del dispositivo policial desplegado por los Mossos el 1-O y que no dio ninguna orden concreta sobre el mismo. En cambio, sí que narró el malestar que había en el cuerpo por sus declaraciones públicas; de ahí, que el propio testigo redactase un comunicado desmintiendo las palabras de Joaquim Forn sobre la actuación que tendrían los miembros de Mossos d’Esquadra durante la jornada del referéndum ilegal.

Comentar ()