El exministro venezolano ha reconocido a La Sexta que viajó a Nueva York en abril de 2016 y que allí si reunió con tres personas en el consulado de España. Estos tres agentes le dijeron a Rafael Isea que investigaban el pago de 7,1 millones de euros en 2008 de Venezuela a la Fundación CEPS y que estos agentes le aseguraron protección para él y su familia si les contaba todo lo que sabía.

Incluso, ha sido capaz de dar dos nombres: José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio, del que no menciona los apellidos. «Fuentes Gago se dirige a mí y me dice: ‘Yo soy alto funcionario de Interior y esto tiene el más alto respaldo de Gobierno español, esto solo va a ser supervisado por un juez, y podemos tratar con él la condición de testigo protegido. Sabemos su situación de persecución y nosotros podemos ayudarle con pasaporte español, nacionalidad y salir del país porque están perseguidos'», ha asegurado a la cadena de televisión.

Este miércoles 3 de abril, el portal Moncloa.com publica 63 minutos de grabación de aquel encuentro entre Isea y Fuentes Gago, donde el agente le decía claramente que su intención era que Podemos no llegará a la Moncloa. «Es lo mejor para todos».